La primera temporada completa de Melo en NY, en peligro

Lockout: Lo que está en juego (II). Atlantic Division

Hablar de la posibilidad de perder una temporada entera parece ridículo, simplemente porque hay demasiadas cosas en juego. Dinero, “el momento”, apoyo de los fans, dinero, lealtad, audiencias, dinero… Si ya cuesta hacerse a la idea de perderse algunos partidos, imaginémonos lo que sería la temporada entera.

Pero puede acabar ocurriendo. Mientras las negociaciones continúan, da la sensación que ni los jugadores ni los propietarios tienen intención alguna de moverse de sus respectivas posiciones. A los equipos les conviene llegar pronto a un acuerdo y no solo por el dinero. Una temporada sin baloncesto y, lo que es incluso más importante, sin operaciones en los despachos, puede afectar en demasía todas y cada una de las franquicias de la NBA. Continuemos con la División Atlantic:

BOSTON : Los Celtics empezaron a mirar de reojo hacia adelante ya en la temporada pasada. El intercambio de Kendrick Perkins por más una primera ronda de Draft era una operación de futuro, aunque a cambio de sacrificar el presente. Para la temporada 2012-13 los Celtics tan solo tienen comprometidos 30M$ en contratos a sus jugadores, pero su mejor opción a repetir título no será entonces, sino ahora.

Perder la temporada 2011-12 termina con la era del Big Three en Boston. Los contratos de y expirarán al mismo tiempo que las últimas posibilidades razonables de anillo desaparecerán para siempre. Perder la próxima campaña significará que todo el dinero invertido, toda la expectación creada… ha dado como resultado un solo campeonato. Será poco.

NEW JERSEY : Mikhail Prokhorov no ha llegado a este negocio para perder un año entero de él. Será la próxima temporada la última que contará con en sus filas, así que nada deseará más el magnate ruso que conseguir hacer firmar al pointguard una suculenta extensión de contrato, antes de mudarse al nuevo pabellón de Brooklyn, allí donde Prokhorov espera convertir sus sueños de aspirante al anillo en realidad.

D-Will es la clave para los Nets. New Jersey envió una fortuna por conseguir hacerse con sus servicios, bajo la idea de que el jugador se diera cuenta del gran proyecto que, alrededor de Williams, quería ser construido. Fue un riesgo. Pero los Nets necesitan la temporada 2011-12 para convencer a Deron de que el plan sigue funcionando, que la visión de futuro sigue vigente y con las mismas garantías. Sin ella, Williams acabará entrando el verano que viene en el mercado de agentes libres con la única experiencia del poco tiempo que ha pasado con el uniforme de New Jersey considerada como un fracaso. De hecho, puede que termine consiguiendo más victorias en Turquía que las que consiguió en New Jersey.

Es evidente que las políticas deportivas de Prokhorov triunfarían más en un nuevo Convenio Colectivo que permitiera el exceso de millones de dólares en el pago de jugadores. Pero si, como parece, las exigencias de los mercados pequeños se acaban imponiendo cuando la negociación termine, su ventaja se verá drásticamente disminuida. Desde el punto de vista del jugador, puestos a ser pagado por la misma cantidad de dinero, mejor irse a un lugar con más opciones de triunfo, ¿no?.

NEW YORK : Bastante tienen que perder los Knicks en este nuevo posible escenario. Una reducción del límite salarial de las franquicias llevaría a fuertes dificultades para construir un proyecto sólido alrededor de Amar’e Stoudemire y . Donnie Walsh está tratando todavía de rellenar con eficacia los huecos que aún existen en ese roster, y con un techo salarial más bajo, ese trabajo es, si cabe, más complicado. Dolan ha fracasado en tal cometido cuando el espacio salarial era más abierto, así que nada hace pensar que sea capaz de triunfar cuando suceda lo contrario.

Pero aún así, más grande que eso, son los riesgos del actual lockout. Como el de las lesiones de Stoudemire. A pesar de que no ha habido mayores complicaciones desde la operación de rodilla a la que el power forward fue sometido hace ya cinco años, muchos ejecutivos se muestran dubitativos al respecto todavía hoy. Amar’e está hablando de la posibilidad de jugar en Israel durante el cierre patronal. Cualquier problema de lesiones allí (estén tales aseguradas o no) sería devastador para New York. Lo que necesitan los Knicks es tener a sus superestrellas disponibles para empezar a construir entorno a ellas y ver en qué dirección conformar el equipo que aspire a todo. Perder esta temporada sería un desastre en esa dirección.

PHILADELPHIA : Mira, aunque lo lleven haciendo desde ya hace demasiado tiempo, una temporada en blanco significa disponer de ocho meses más para pensar si traspasar o no a André Igualada y, de hacerlo, hacia dónde.

El lockout puede ayudar a los Sixers en dos frentes. Primero, la asistencia a su pabellón la temporada pasada fue horrible a pesar de llegar a los Playoffs. Necesitan exactamente el tipo de revisión financiera que el nuevo Convenio Colectivo propone. Y segundo, perder una temporada, significa dejar de pagar los 37M$ destinados a los salarios de , el propio Iguodala y (¿os acordáis de él?). Brand tiene una opción de rescisión unilateral de contrato para la temporada 2012-13, aunque es improbable que la ejercite. En cambio, los Sixers sí desearían usar la nueva modalidad de cláusula que pretende incluir el nuevo convenio, por la que podrían desprenderse de él por ser ese el último año de su contrato.

Si un equipo, con mercado grande o pequeño, puede usar en su beneficio todas las ramificaciones del posible nuevo Convenio Colectivo, ese son los Sixers.

TORONTO : Los Raptors no van a  ganar el anillo en un tiempo próximo. Sus enormes contratos no desaparecerán de sus libros de cuentas a pagar en un tiempo próximo. Y, además, sus aficionados siguen llenos de furia ante la extensión de contrato ofrecida a , sin haber digerido satisfactoriamente todavía los daños de la marcha de Chris Bosh.

Así que, más o menos, a los Raptors ya les viene bien cualquier cosa que suceda en este lockout pues va a ser realmente complicado estar peor. Una disminución en el límite salarial, eso sí, mitigaría las diferencias que existen entre Toronto y el resto de franquicias en cuanto a mercado y localización.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Atrabu

    Lo q está claro es q la tremenda diferencia entre salarios y rendimiento de muchos jugadores desestabiliza los proyectos de muchas franquicias y eso es lo q tratan de evitar los dueños. Felicidades al q escribe , muy buenos artículos