Cualquier versión de los Warriors sin Ellis sería un error

Opciones de Playoffs a la vista para los Warriors

Si a la NBA le da por comenzar algún día, los Golden State retirarán el número 17 de Chris Mullin allá por finales del mes de enero. Pasar a estar su camiseta colgada para siempre del Oracle Arena al lado de otros mitos de la bahía de San Francisco como Rick Barry o Nate Thurmond, sirve de recordatorio de cómo de curiosa puede, a veces, ser la historia.

A pesar de todo el brillo que desprendía Mullin en la pista, jamás fue capaz de hacer que sus Warriors pasaran de primera ronda de unos Playoffs. Aún así, y con toda justicia, Mullin será siempre recordado como uno de los más grandes de la franquicia de Oackland. Nada de lo que preocuparse, sin embargo. Los anillos en Golden State son una rareza, así que meterse en post-temporada es algo que debe celebrarse y que construye legados en los jugadores que allí lo consiguen.

¿Cómo van a ser recordados los jugadores de la actual plantilla de los Warriors? En diez años, ¿algún jugador podrá colgar su camiseta justo al lado de la de Chris Mullin?

Hace tan solo dos años, la mayoría de los fans de los Warriors estaban de acuerdo en que esa opción correspondía a . Especialmente, tras su importante rol en la sorprendente eliminación de los Mavs en la primera ronda de los Playoffs de 2007. Este verano, sin embargo, las cosas parecen haber cambiado. A lo largo y ancho de Internet, esos mismos fans parecen muy interesados en ponerle en el mercado de intercambios, principalmente como anzuelo para la llegada de a la bahía.

Desde entonces, una serie de movimientos ya con la temporada terminada, como la adquisición vía Draft de o la contratación de como nuevo head coach, han puesto de nuevo a Golden State en la parrilla de salida de los equipos con opciones de Playoffs, siempre que Ellis siga en el roster y pueda llevarles hasta la línea de llegada. Porque desde 2007, los Warriors han sido siempre un conjunto a tan solo unas posesiones de alcanzar un puesto entre los ocho primeros del Western. Esto es, a tan solo unas posesiones de poder ganar casi todos los partidos que han acabado perdiendo. El problema ha sido, y sigue siendo, de escasas rotaciones en defensa y una clara incapacidad de rebotear.

Entra, aquí y ahora, en la mezcla Mark Jackson.

Aún sin experiencia en la NBA como entrenador principal, Jackson ya ha puesto públicamente a la defensa como su primera prioridad. Aunque muchos fans todavía no están demasiado seguros de lo que el antiguo base y analista para la ESPN pueda poner encima de la mesa, una cosa está garantizada: una nueva filosofía de baloncesto en la franquicia.

Don Nelson fue quien trajo a la inmensa mayoría de actuales jugadores al equipo, Monta Ellis incluido. Y cuando se fue, su fantasma perduraba desde el banquillo en la figura de Keith Smart. Jackson va a querer romper esos viejos y malos hábitos en defensa y re-enseñar a los Warriors algunos conceptos básicos, como abrir espacios para los tiradores de perímetro, rotaciones en defensa para ayudar al que ayuda y, quizá más importante, ser agresivos cuando lo que toca es bajar el trasero atrás.

Con por fin recuperado y dispuesto a jugar toda la temporada, Jackson va a poder convertir a Golden State en un equipo decente en defensa, como mínimo. Y nadie sabe de lo que pueden llegar a ser capaces los Warriors si se aplican por fin en lo defensivo. Con una mejor defensa se generarán más y mejores oportunidades de contra-ataque y más eficiencia ofensiva con la figura de Monta Ellis como principal estandarte de la misma.

La temporada pasada, Ellis intentó 20.1 tiros a canasta por partido, convirtiendo el 45% de los mismos para anotar más de 24 puntos de media por noche. Sorprende ver lo cerca que están esos números de, pongamos, el mismísimo Kobe Bryant (que el año pasado lanzó 20 veces a canasta por partido, anotando también un 45% de ellos para terminar con poco más de 25 puntos de media por encuentro. La leve ventaja de puntos en Bryant se debe a que éste lanzó dos tiros libres más por partido que Ellis, pero no hay duda que estamos hablando en Monta Ellis de una arma ofensiva al nivel de las mejores de la NBA.

Porque además, la producción ofensiva de Ellis mejorará con el mayor rendimiento defensivo del equipo. La incorporación a la plantilla de Klay Thompson desde el banquillo permitirá a Ellis, el jugador con más minutos en pista de toda la Liga, tener un descanso, o quizá dos. Y éste es tan solo un pequeño retoque. La diferencia principal de los nuevos Warriors respecto a los antiguos se llama Mark Jackson y su obsesión por la defensa.

Y cuando los Golden State Warriors lleguen a los Playoffs, todas las conversaciones y rumores que colocan a Monta Ellis en el disparadero de los traspasos quedarán retiradas. Como lo será la camiseta de Chris Mullin.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.