rudy_fernandez_mavs-crop

Rudy Fernández ante una nueva oportunidad

La noche del Draft del 2011 será recordada por la noche de Kyrie Irving, pero en nuestro país será recordada también por ser la noche en que llegó a los Mavs. El traspaso, de perfil bajo, condujo al balear al equipo campeón del año 2011 y le brinda una segunda oportunidad en la mejor liga del mundo.

Es pronto para analizar el rol que Rudy pueda tener en Dallas. La franquicia tiene encima de la mesa la renovación o no renovación de seis agentes libres: , J.J.Barea, , , Brian Cardinal y . De ellos, Barea, Stevenson, Butler y Stojakovic pueden ser competencia para el ex-Joventut en las posiciones de dos o de tres. Y entre ellos, Barea y Stevenson han visto su caché incrementado tras un notable rendimiento en las finales de la NBA, y la renovación se prevé al alza. Caron Butler ha pasado el año prácticamente en blanco, y su continuidad es una incógnita, y Stojakovic será el jugador con menos probabilidades de seguir en el equipo.

A le queda un año de contrato y la llegada de Rudy no parece que vaya a quitarle protagonismo en el equipo, en su rol de sexto hombre, máxime cuando ha sido uno de los principales artífices del campeonato.

Por tanto a Rudy le espera una dura batalla por minutos en cancha. La misma que tuvo en los Blazers, aunque sin el tapón que en su momento fue el gran para él, o con el revés de la llegada de . Pese a todo, analizando fríamente los números de la etapa en Portland tampoco podemos hablar de fracaso:

Temporada Partidos jugados Porcentaje de campo Puntos por partido Triples por partido Robos por partido
2008-2009 78 45,5 10,4 2,0 0,9
2009-2010 62 37,8 8,1 1,6 1,0
2010-2011 78 37,0 8,6 1,5 1,1

En total más de 200 partidos en liga regular y con el plus de acumular una discreta participación en playoffs (los Blazers han perdido 4-2 en la primera ronda en los últimos tres años). Números relativamente positivos, aunque no hayan colmado las expectativas de aquellos que todavía tienen en su retina aquel mate ante en los Juegos Olímpicos.

Más negativa ha sido la sensación que ha dejado él y su agente, que ante la adversidad (y a veces la tozudez del gran Nate McMillan) enseguida solicitaban un traspaso o dejaban caer su intención de volver a Europa. Quizás más que la falta de minutos ha sido precisamente esta actitud (que en dos ocasiones le acarreó una multa) la que ha impedido un rendimiento todavía superior al que ha tenido.

El concepto de equipo que existe en Dallas puede beneficiar a Rudy. ha sabido romper con los roles preestablecidos e interpretar las necesidades de su equipo en cada momento. No se trata de un reparto de minutos establecido de antemano y rígido como el que ha vivido Fernández en los Blazers. Los Mavs son un equipo más “a la europea”, y este es un factor que puede ser positivo en esta segunda oportunidad que ha comenzado anoche para el mallorquín.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.