Nuevo desafío para Los Angeles Lakers

Una piedra en el zapato

Todavía existen grandes misterios en el mundo actual: ¿Quién estuvo realmente detrás del asesinato de JFK?, ¿Por qué no se ha vuelto a la Luna si, en teoría, se llegó por primera vez en 1969?… ¿Por qué los no pueden con Charlotte ?

Los Bobcats, una franquicia que jamás ha ganado un partido de Playoffs, y que esta noche visita el Staples tras cosechar ocho victorias en los últimos diez partidos contra los actuales bicampeones, incluyendo un sonrojante 109 – 89 en el Time Warner Cable Arena hace apenas tres semanas.

Probablemente, aunque cuesta elegir, la peor derrota de Los Angeles Lakers en toda la temporada. Aquella que Pau Gasol catalogó como “desastrosa”, o la que hizo que , normalmente incluso demasiado reacio a criticar en público la actuación de sus jugadores, compareciera ante los medios tras el partido durante tan solo unos segundos, los necesarios para decir “estamos muy decepcionados con nuestra actuación esta noche. Sentimos vergüenza por como hemos jugado. Esto es todo”, y marcharse.

Lo cierto es que los Bobcats, con su actual balance 8–5 en el histórico contra los angelinos, es la única franquicia, junto con los Celtics, que tiene un record positivo en los enfrentamientos contra los Lakers.

Y les han batido de todas las formas posibles: Con cuatro entrenadores distintos (Bickerstaff, Vincent, Brown y el actual, ). Haciendo internacionales a jugadores como , o . Con , , y en el roster de Charlotte, y también sin ellos. Y hasta con jugadores como , Shannon Brown o jugando para los Bobcats, y también para los Lakers.

Seguro que los Bobcats juegan duro, tienen a jugadores con talento y se motivan cuando juegan contra Los Angeles… pero, ¿no sucede exactamente lo mismo con el resto de 28 franquicias de la NBA?. Es Charlotte una franquicia en movimiento, capaz de dejarse guiar por Michael Jordan, mientras despide a Larry Brown y se desprende de quizá su mejor jugador (Gerald Wallace, el año pasado All-Star) en el reciente cúmulo de traspasos a última hora de la semana pasada. Pero también es una franquicia tan sólo capaz de llegar a las 35 victorias en temporada regular una vez en su todavía corta existencia, y que cuenta con la suerte de estar encuadrada en el Eastern, donde con su actual 26–34, siguen con opciones de entrar en Playoffs por segunda vez en su historia.

Los Lakers, por su parte, parece que se encuentran con el partido en el momento justo. Wallace y Mohammed (el hasta hace nada center suplente de los Bobcats, que en los dos partidos anteriores contra los Lakers había anotado 39 puntos y capturado 20 rebotes) ya no están, y las cinco victorias consecutivas que acumulan desde el parón del All-Star (algunas de ellas muy meritorias) deben ser una garantía.

Pero es que además, resulta que la plantilla de Phil Jackson ha decidido aumentar las ansias de revancha contra los Bobcats en base a una supuestamente exagerada celebración en la pista de los jugadores de Charlotte en la última victoria de los Bobcats del pasado 14 de febrero, que molestó a muchos de los miembros del vestuario de los Lakers.

No haría falta, pues ya existen suficientes motivos en Los Angeles para empezar a maquillar este pírrico balance ante una franquicia tan pequeña, pero tampoco está de más agarrarse a excusas menores si eso sirve de motivación ante el partido. Esta vez, esperar otra cosa que no sea una cómoda victoria esta noche de los Lakers ante los Bobcats, sería desesperar.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.