Cuando Kobe no es suficiente

Madrugada no apta para cardíacos en los playoffs NBA. Hacía 28 años que los dos primeros clasificados de una conferencia no perdían su partido inaugural. Bombazos de Hornets y Grizzlies ante el defensor del anillo y uno de los favoritos al título respectivamente. Lakers y Spurs están contra las cuerdas. evitó el tercer sorpresón de la madrugada con un triplazo en suspensión marca de la casa. NBA, where amazing happens

  • Lakers 100 Hornets 109
  • Primer aviso para el defensor del anillo. Y muy serio, además. A excepción de , quien parece no haber perdido el hambre con el que domina en la NBA desde el primer día, los Lakers siguen sin enchufarse a la competición y están a tres derrotas de la eliminación. Así de crudo. Así de real. La gran mayoría del entorno púrpura y dorado esperaba una metamorfosis coincidiendo con el inicio de los playoffs. Craso error. El equipo de Phil Jackson sigue blandito atrás, encajando puntos con injustificable facilidad y dormitando. ofreció un auténtico clinic de dirección en el Staples Center y los Hornets encienden todas las alarmas en L.A. El base de la Universidad de Wake Forest superó desde el primer minuto a Derek Fisher y finalizó el partido con 33 puntos, 7 rebotes, 14 asistencias y 4 robos. Si el maestro zen no encuentra una solución para la vía de agua que tienen los Lakers en la posición de playmaker, CP3 puede hincharse. Con la ausencia de Steve Blake, ni Fisher ni Brown ni Trey Johnson ofrecieron respuesta defensiva a Paul, auténtico MVP del partido inaugural de la eliminatoria.

    Kobe Bryant tiró del carro hasta la recta final del último cuarto, pero la fórmula ‘Kobe contra el mundo’ no es válida en playoffs. No en una serie a siete partidos. Bryant enchufó 34 puntos. Estériles. Viviendo en la individualidad permanente. Los Lakers nunca fueron un equipo. Hace semanas que no lo son. Y, si no encuentran en camino, no habrá three-peat. Eliminar a New Orleans es factible -no sencillo-, pero ganar el anillo encajando 109 puntos es directamente una utopía.

    Lecturas de partido. Dos apuntes son especialmente significativos. Los Hornets, magistralmente dirigidos por Chris Paul, únicamente perdieron tres balones en 48 minutos. Trece pérdidas lastraron el juego en estático de los Lakers. Y atención al aporte de banquillo: 39-21 para New Orleans, con 15 puntos de Jarrett Jack.

    Y, para concluir, Pau Gasol. 8 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias en 38 minutos de juego. 2/9 en tiros de campo. Muy pocos tiros. Phil Jackson disculpaba el flojo partido de Pau explicando que falló la circulación de balón en estático, que los Lakers fueron incapaces de meter balones dentro atacando 5 contra 5. El análisis es correcto. Pero Pau tiene que dar más, mucho más. Es un factor desequilibrante en la eliminatoria. La altura del tridente Gasol-Bynum-Odom debería resultar decisiva en esta primera ronda. Sin David West, Hornets no tiene la profundidad necesaria en su juego interior. Para eliminar a New Orleans, L.A. tiene que hacer valer su superioridad en la pintura. Kobe no meterá 34 puntos todas las noches. Sopresón para empezar. El segundo de la serie, en la madrugada del miércoles al jueves.

  • Spurs 98 Grizzlies 101
  • Shane Battier recordará toda su vida el 17 de abril de 2011. Horas antes del inicio de la eliminatoria en el AT&T Center, su mujer Heidi dio a luz al segundo bebé de la familia. A 23.9 segundos para la conclusión del partido, Battier dinamitó a los Spurs con el triple ganador. Un día redondo. Shane y el resto de los Grizzlies deben estar particularmente agradecidos a . Espectacular estreno en playoffs: 24 puntos, 9 rebotes y ningún tipo de complejo ante Tim Duncan. Zach Randolph fue el complemento perfecto para Marc en la pintura de Memphis con 25 puntos y 14 rebotes. Si los Grizzlies no fallan en el FedEx Forum, eliminarán a San Antonio. Palabras mayores. Es la primera victoria que consigue la franquicia de Tennessee en dieciséis años de historia en la NBA.

    El equipo de Lionel Hollins plantó cara al número 1 del salvaje Oeste desde el primer segundo. Valientes, decididos, con las ideas muy claras en ataque y bajando el trasero en defensa, los Grizzlies acabaron el cuarto inicial cinco puntos arriba gracias a un triple sobre la bocina de OJ Mayo (22-27). Pese a la reacción de Tim Duncan y Tony Parker, Memphis resistió y llegó a tener +7 a falta de 2:37 para el descanso con una jugada de canasta y falta que Zach Randolph le sacó a Antonio McDyess. Pero el gran mérito del equipo de Marc Gasol fue reponerse al mazazo que supusieron dos triples consecutivos de Matt Bonner en los últimos minutos de partido. El impenitente tirador de la Universidad de Florida encadenó dos mazazos consecutivos para poner a los Spurs arriba (96-94) a falta de un minuto y medio. Dos tiros libres de George Hill ampliaron a cuatro la ventaja de San Antonio faltando 1:06. Y entonces despertó el octavo equipo de la Western con una gran jugada de Marc Gasol y el triplazo memorable de Shane Battier. Bombazo en San Antonio. Como ocurre en la serie Lakers-Hornets, el favorito en problemas. Dentro de 72 horas, el segundo de la eliminatoria.

  • Celtics 87 Knicks 85
  • Ray Allen es un extraterrestre. Está hecho de otra pasta. No le tiembla el pulso. No se altera ni en los peores momentos. Anoche metió el triple de la victoria para Boston y ni le subieron las pulsaciones. A falta de 11 segundos, y con los Celtics un punto bajo, se sacó de la chistera uno de esos tiros en suspensión marca de la casa para partirle el corazón a la Gran Manzana. El escolta de la Universidad de Connecticut rescató a uno de los favoritos para la consecución del anillo, que a punto estuvo de correr la misma suerte que Lakers y Spurs en el partido inaugural de esta eliminatoria estrella de los playoffs 2011.

    New York estuvo a punto de dar la tercera campanada de la madrugada. Jugó una primera parte enorme y se fue doce arriba al descanso (39-51) gracias al dominio y la intimidación en la pintura de Amar’e Stoudemire. Pero, como es habitual, Boston apretó los dientes en defensa y dejó a los Knicks en trece puntos en el tercer cuarto. Drama y sufrimiento en el TD Banknorth Garden. D’Antoni renunció al run and gun habitual en el Madison y New York se mantuvo arriba hasta la recta final de partido. A falta de 2:47 para la conclusión, un mate de Stoudemire generaba una renta de cuatro puntos para los Knicks (78-82). Pero los Celtics jamás dan una derrota por definitiva. Menos aún ante su gente. Toney Douglas enchufó el triple que pudo ser definitivo falta de 37 segundos pero el corazón verde pudo más. Apareció Allen en tiempo de playoffs. Cuando llega la hora de la verdad, Boston no falla. 1-0 para los Celtics, pero ojo con New York. Melo y compañía no han dicho su última palabra.

  • Thunder 107 Nuggets 103
  • Como indicaba el guión previsto, nos espera una serie apasionante. Una eliminatoria trepidante que perfectamente podría marcharse a los siete partidos. El talento al poder. Oklahoma golpeó primero. Los titulares se centran una vez más en Kevin Durant y Russell Westbrook. Lógico. Ambos se combinaron para anotar 72 puntos y acabar con la resistencia de los Nuggets. Pero la canasta decisiva fue de Kendrick Perkins. Un polémico palmeo tras error de Westbrook que ponía a los Thunder 102-101 arriba a falta de 1:06. George Karl aseguraba en rueda de prensa que la acción del ex jugador de los Celtics había sido ilegal: “Goaltending, obviously“, espetó. El morbo para el segundo partido de la serie (madrugada del miércoles al jueves, 2AM ) está servido. Nené Hilario lideró a Denver con 22 puntos y 8 rebotes.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.