Derek Fisher en las reuniones del lockout NBA

Derek Fisher: seis partidos consecutivos sin ver aro

El veteranísimo base de Oklahoma lleva seis partidos consecutivos sin anotar ninguna canasta en juego. Su últimos seis rivales y sus tiros de campo:

  • Dallas Mavericks, 0/1
  • Denver Nuggets, 0/4
  • Memphis Grizzlies, 0/4
  • Orlando Magic, 0/3
  • Portland Trail Blazers, 0/2
  • Washington Wizards,  0/3

En total,  completa un 0 de 17 en los últimos seis partidos, o lo que es lo mismo, desde el día 15 de marzo sin anotar ninguna canasta en juego. Su marca es muy negativa pero todavía hay un jugador que le “supera” esta temporada. Se trata de , pívot de fondo de armario de Chicago Bulls. Este jugador completó siete partidos sin anotar pese a haber lanzado a canasta, hasta sumar un 0 de 13 en tiros de campo.

Otros jugadores con hasta seis partidos sin anotar (pero lanzando a canasta) esta temporada son: y .


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • KinachO

    Siempre me han parecido curiosos estos datos en jugadores profesionales, sea del deporte qué sea. Es como cuando un jugador de futbol, por ejemplo, Benzema con Francia se tira sin marcar un montón de convocatorias.

    • JYC

      Hombre, en teoría marcar un gol es más difícil, no? Lo digo porqué de 17 tiros no meter ni uno…

      • no se puede comparar el valor y la dificultad de un gol con la de una canasta

    • No es asimilable al futbol

  • RBC5

    Quizá lo más sangrante sea lo de Lewis, ya que es un anotador y además es un jugador que recibe más minutos de juego que los otros. Fisher es un jugador muy secundario ahora mismo. Mohammed sale para lo que sale, aportar intimidación, rebote y estorbar lo menos posible en ataque, además dispone de pocos minutos. Bogans es un especialista defensivo cuyos tiros a canasta suelen ser triples desde la esquina, que si no entran no entran y punto. Por eso Lewis, que es el de más talento de los cuatro con diferencia, me parece el caso más llamativo.