Mavs-Heat

El formato de la final, un obstáculo para Dallas

Los Dallas tendrán varias dificultades que superar en la final de la NBA. Además de enfrenarse al peligroso Big Three de Miami , formado por , y , el formato de 2-3-2 no le favorece demasiado.

Y es que en 1985, con el fin de facilitar los viajes de todo el entorno que sigue esta eliminatoria, se estableció que el equipo con mejor balance durante la temporada regular, disputaría en casa los dos primeros partidos de la serie y los dos últimos (si fueran necesarios). Desde entonces, sólo seis de las 26 finales las ha ganado el equipo con tres partidos consecutivos en casa, es decir, un 23%.

En estos 26 años de formato 2-3-2, quince equipos con los tres partidos seguidos en casa han ganado al menos dos, pero sólo dos han conseguido ganar los tres: Detroit   en 2004 y Miami Heat en 2006.

Si un equipo no gana todos sus partidos seguidos en casa, está obligado a ganar al menos dos fuera de casa para ganar el campeonato. Sin embargo, no hay una manera concreta de ganar la final, lo que puede ser una buena noticia para Dallas, ya que de los seis equipos que lo han conseguido ninguno ha ganado los mismos partidos:

• Los Ángeles 1985: Ganó los partidos 2, 3, 5 y 6.
• Chicago 1993: Ganó los partidos 1, 2, 4 y 6.
• Houston 1995: Ganó los partidos 1, 2, 3 y 4.
• Chicago Bulls 1998: Ganó los partidos 2, 3, 4 y 6
• Detroit Pistons 2004: Ganó los partidos 1, 3, 4 y 5.
• Miami Heat 2006: Ganó los partidos 3, 4, 5 y 6.

Después de perder los dos primeros partidos fuera de casa en los Playoffs, los Mavs han ganado cinco partidos lejos del American Airlines Center. Por su parte, los Heat han ganado sus ocho partidos en casa en estos Playoffs y llevan un balance de 16-2 en el American Airlines Arena desde el 10 de marzo. Een el primer partido de la final se enfrentarán dos rachas positivas y una se tendrá que romper.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.