J.J. Redick confiesa que lloró cuando los Magic le traspasaron a Milwaukee

En una entrevista realizada para la radio Sports Talk Florida 1040, se sinceró tras su traspaso a los . El hasta entonces jugador de los estaba realizando una gran temporada en Orlando, erigiéndose como uno de los grandes estiletes del equipo y sintiéndose verdaderamente cómodo con su rol. No obstante, desde Milwaukee hubo un gran interés por sus servicios, y al final el traspaso acabó concretándose.

“Definitivamente, es un día muy triste para mí”, confesaba Redick, solamente unas horas después de hacerse oficial el intercambio.  “Vine aquí hace siete años, y no conocía a nadie. Tengo amigos maravillosos ya y grandes apoyos en Orlando”.

Preguntado por el periodista David Baumann sobre si derramó alguna lagrima al enterarse ed la noticia, Redick reconoció que “absolutamente. Subirse al avión y tener que decir adiós a todo el mundo…especialmente a Jameer (Nelson) y a Joe Rogowski, quienes han estado siempre conmigo. Fue un día muy emotivo”.

Con respecto a los objetivos de los Magic, y las opciones de jugar en Playoffs, Redick admitió que “no, no había posibilidades. Orlando se encuentra en una situación de reconstrucción. Un período de transición en su organización después de una racha de seis años entrando en Playoffs. Me siento mal por los aficionados que tienen que soportar este período de recuperación, pero sé que los Magic volverán a ese lugar otra vez. Competirán por campeonatos y conseguirán que el equipo vaya en la dirección correcta”.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
  • JulioP

    Grande JJ Redick. Todo un seńor.

  • zapa

    esas lágrimas son porque detras de monta ellis en la rotación no va a jugar más de 20 pocos minutos y no va a tener los mismos tiros que en orlando!

    • hay franquicias que te hacen encariñarte con ellas,, vease el traspaso de perkins a thunder, también lloró, y no solo el jugador afectado.

    • maxter511

      La franquicia por el tiempo que juegues en ella es tu casa; imagina que de un día para el otro después de 6 o 7 años viviendo en un lugar te dicen: “te vas a la otra punta del país”. Ni hablar Redick que nunca había estado en otro lado que Orlando.