Nueva reunión, misma situación

Este lunes se celebró la primera reunión desde que el pasado 1 de julio la NBA entrara en lockout y aunque la voluntad de ambas partes es conseguir un acuerdo, ni jugadores ni propietarios están dispuestos a ceder en sus propuestas y las diferencias entre ambos siguen siendo claramente grandes tras tres horas de conversaciones.

La única parte positiva y en la que consiguieron un acuerdo ambas partes fue en tratar de organizar sus horarios con el fin de facilitar el mayor número de encuentros en este mes de agosto.

El presidente de la NBPA (Asociación de Jugadores NBA), , y el comisionado de la NBA, , coincidieron tras salir de la reunión, que la situación está bastante complicada debido a la gran discrepancia entre las dos propuestas. El base de los , cabeza representante y visible de los jugadores confirmaba que “todavía estamos muy lejos” de que haya una solución, mientras que Stern culpaba a los propios jugadores: “No me siento optimista con la voluntad de los jugadores a participar de una manera seria“.

Por su parte, los jugadores sostienen que aunque los propietarios insisten en que están comprometidos en llegar a un trato, sus propuestas dicen lo contrario y es que el gran y único problema que ha formado un muro de momento imposible de derribar, es el tema de la proporción de los ingresos que recibirán cada una de las partes en un futuro acuerdo colectivo.

Después de que la NFL haya resuelto su lockout tras cuatro meses de parón, ahora el pnto de mira se centra única y exclusivamente en la situación de la NBA y es que lo que ha tardado en solucionarse el asunto en la NFL es más o menos lo que se espera que se tarde hasta que haya un acuerdo entre propietarios y jugadores en la NBA, porque cuando parecía que el lockout de la NFL era el más problemático tras ir a los juzgados, ahora los problemas de la NBA parecen ir más allá.

Por su parte la NBA sigue mostrando su mano dura a falta de la llegada de un acuerdo y ahora se prohibirá a todos los ojeadores, entrenadores y jugadores de los equipos NBA que acudan a los entrenamientos de los equipos universitarios, algo que podría afectar al trabajo de scouting y a las elecciones por parte de los equipos con vistas en el próximo Draft de 2012 si no hay solución alguna.

A falta de tres meses para que se inicie una temporada que está muy en el aire y tras una nueva reunión, la conclusión es por tanto la de los anteriores encuentros y que bien lo explica el propio Derek Fisher: “No hay nada nuevo“.


Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.