Los Lakers siguen de racha con un colosal LeBron James

Tras un arranque de vaivenes, los viven su mejor momento de la temporada. El equipo angelino logró su cuarto triunfo consecutivo imponiéndose con merecimiento a Portland con 126-117. El Staples Center pudo disfrutar en todo su esplendor de un pletórico , terminando con 44 puntos (incluyendo un 5/6 en triples), 10 rebotes, 9 asistencias y 3 tapones. Una actuación que alcanzó categoría histórica tras permitirle superar a como el 5º máximo anotador en temporada regular de la NBA.

Dominio visitante de salida

Portland llegaba al Staples Center en plena forma, habiendo ganado siete de sus últimos ocho partidos y solo por detrás de los Warriors en el Oeste. De salida, parecieron el equipo más fuerte de la noche. Damian Lillard (31 puntos, 11 asistencias y 8 asistencias) superaba con suficiencia la frágil defensa angelina en el primer cuarto, repartiendo 7 asistencias bien aprovechadas tanto desde la línea de triple como en la pintura. Un 14-25 tras 8 minutos de partido no auguraba una buena noche para los Lakers.

La diferencia llegó a incrementarse a los 13 puntos de ventaja para Portland a mediados del segundo cuarto. El ataque de los Blazers encontraba el camino del aro sin demasiados apuros, y (18 puntos) hacía también daño desde el triple. Pero LeBron James cambiaría pronto el guion. Tanto como distribuidor como ejecutor, la estrella de los Lakers empezaba a hacer presagiar su gran noche. Sus 11 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en los últimos 7 minutos de segundo cuarto lo cambiaban todo, lanzando un demoledor parcial de 27-10 para cerrar la primera mitad.

El abuso de LeBron

Pese a los esfuerzos de (23 puntos) y Jusuf Nurkic (21 y 14 rebotes), Portland ya no volvería a adelantarse en el marcador. LeBron James agarraba el control del partido de forma irremediable con una segunda mitad antológica. Imparable desde cualquier posición, el tres veces campeón anotó 28 de sus 44 puntos tras el descanso, respondiendo cada intento de remontada de los Blazers.

Para colmo, Portland ni siquiera pudo encontrar paz en los descansos de LeBron James. La segunda unidad mantenía e incluso aumentaba la diferencia gracias particularmente a , quien anotó 11 de sus 13 puntos tras el descanso. El desacierto de los Blazers en el triple, dañado por una lesión en la rodilla derecha que dejó a Seth Curry fuera de combate en la primera mitad, hacía el resto.

Damian Lillard y C.J. McCollum, flamante mejor jugador de la última semana en el Oeste, no se rendirían hasta el final, pero LeBron James se encargaba de terminar lo que había comenzado. Pese a las duras defensas de Portland, incluyendo una falta fragante de McCollum, la estrella de los Lakers sentenciaría en los minutos finales, superando de paso los 39 puntos que necesitaba para superar a Wilt Chamberlain como quinto máximo anotador histórico de la NBA. Solo Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, y Michael Jordan quedarán por encima de él tras su gran noche.

La mejor noche desde Kobe

Con 44 puntos, LeBron James también logró la máxima anotación de cualquier jugador de Lakers desde la mágica última noche de 60 puntos de Kobe Bryant antes de retirarse. Todo rozando un triple-doble que se escapó por solo una asistencia. Fue de forma indiscutible la mejor actuación individual de un Laker desde la retirada de su última gran leyenda, y suficiente para asegurar la cuarta victoria consecutiva y consolidarse en puesto de Playoffs con un balance de 8-6.

Eso sí, la noche no fue perfecta para los Lakers. Tras el partido, Luke Walton anunciaba ante los medios que sufrió una fractura en su mano derecha, concretamente en el tercer metacarpiano, y se perderá varias semanas de competición. La lesión supone un importante golpe para la rotación de los Lakers, más dependiente ahora de la consistencia de y del parche de Lance Stephenson como director de juego de la segunda unidad.

Pese a ello, los Lakers tienen motivos para el optimismo sabiendo quién será el alfa y el omega del equipo hasta que su cuerpo aguante. LeBron James llegó a Los Angeles con la clara intención de devolver a la élite a un equipo moribundo durante demasiados años. Noches como la de este miércoles certifican que la apuesta puede ser exitosa.


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.