El debate está abierto: ¿Woodson o Budenholzer?

Muchos de vosotros (en realidad la gran mayoría) pensará al leer el titular: ¿Y a este señor qué le ocurre? Pues bien. Todo tiene su explicación y a continuación analizaré este debate que me planteo internamente y que también propongo al grupo de lectores que tenemos a diario en NBAmaniacs.

En otra temporada desastrosa, Jeff Hornacek ha sido despedido tras quedar apeado de los playoffs. Steve Mills y Scott Perry anunciaban que se lanzaban a la búsqueda de su nuevo técnico. Entre los muchos nombres que han surgido, quiero destacar dos por encima del resto, y . Ambos, con pasado en Atlanta Hawks (Budenholzer todavía sigue siendo su entrenador), son mis favoritos para hacerse con el puesto. El primero de ellos por su anterior exitoso paso por los , y el segundo por su buen hacer en la franquicia de Georgia y sus muchos años junto al que para mí es el mejor de todos los tiempos, Gregg Popovich.

Woodson

Técnico asistente de Doc Rivers desde 2014, un total de 315 triunfos le abalan como entrenador jefe NBA, seis años en Atlanta y dos y medio en Nueva York. Es especialmente recordada su temporada 2012-13 al frente de los Knicks, situándolos de nuevo en el mapa baloncestístico, con el liderato de la División Atlántica 19 años después, y su mejor registro en los banquillos con un 54 victorias y 28 derrotas.

Woodson no ha ocultado su ilusión por volver a la Big Apple. A su favor juega que ya conoce el equipo, la ciudad, y sobre todo la delicada relación que se vive con la prensa local. Entrenador de perfil defensivo, ha demostrado que está capacitado para atraer a útiles veteranos al proyecto, véase en anteriores ocasiones como Jason Kidd, Kenyon Martin o Rasheed Wallace. Asimismo, destaca su anillo de campeón como asistente de Larry Brown en Detroit Pistons y su capacidad para desarrollar jóvenes núcleos. La única duda que genera es si podría adaptarse a la ofensiva que requiere las habilidades de Porzingis, aunque en su momento ya experimentó con Carmelo como ‘cuatro’ y la apuesta no le pudo salir mejor.

Budenholzer

Tal como ocurre con Woodson, Budenholzer habría reconocido su interés por recalar en los Knicks, según fuentes del NY Post. De la escuela de Popovich, ha sumado cuatro anillos como asistente de éste en Texas, y ya como entrenador jefe, su etapa en Atlanta no ha podido ser más fructífera. El técnico situó a los suyos entre los más destacados del Este durante tres campañas consecutivas, alzándose con el galardón ‘Entrenador del Año’ en 2015. A su favor juega el rendimiento que exprimió de un casi defenestrado Tim Hardaway Jr., quien ahora disfruta de un grandioso contrato gracias en parte a su trabajo.

Pese a que el récord de Budenholzer es ligeramente superior al de su contrincante, sus carreras han sido prácticamente similares. Ambos saben que recaen en un proyecto a largo plazo y que su máximo estandarte, Porzingis, no volvería hasta pasadas las fechas navidades, según las mejores expectativas. Por tanto, paciencia y buen ojo con las jóvenes promesas, y de paso que Mills y Perry acierten en el Draft 2018 y los pertinentes refuerzos en la agencia libre.

La plantilla

Contrato en vigor: Joakim Noah, Tim Hardaway Jr., Courtney Lee, Lance Thomas, Kristaps Porzingis, Frank Ntilikina, Emmanuel Mudiay, Damyean Dotson.

Agentes libres: Jarrett Jack, Michael Beasley, Troy Williams, Trey Burke, Isaiah Hicks, Luke Kornet.

Opción de jugador: Enes Kanter (18,62 millones), Ron Baker (4,54 millones), Kyle O’Quinn (4,25 millones).