Jimmy Butler se quiere ir: ¿cómo es la situación salarial de Minnesota?

desea salir de Minnesota cuanto antes, si puede ser este fin de semana, para así evitar acudir el lunes a la presentación de los ante los medios. El escolta ha revolucionado el mercado de la NBA en este mes de septiembre, ciertamente parado desde hace algunas semanas, toda vez que las grandes operaciones se cerraron en los primeros días de julio, con LeBron James en los Lakers como el fichaje de los fichajes.

Así que ahora y a escasos días de que arranque la pretemporada, Butler quiere alejarse de Minneapolis. Esta decisión deja a los Wolves algo comprometidos, toda vez que se produce a las puertas de un nuevo curso y amenaza con modificar todo el planteamiento deportivo a corto plazo.

La masa salarial de Minnesota: al borde del impuesto de lujo

Butler ha dicho que su preferencia son los Clippers y de cómo trabaje este asunto la gerencia de Minnesota dependerá mucho el futuro del equipo, quizá también el de Tom Thibodeau. Los Timberwolves tienen comprometidos con Butler para la 2018-19 un total de 18,69 millones de dólares. Ahora mismo, el escolta se come un 16,73 por ciento de la masa salarial de los Wolves para este curso. Su nómina es la más alta de la plantilla esta temporada, solamente superada por la de , 25,46 millones de dólares.

Para un eventual traspaso de Butler es interesante tener en cuenta cómo está el libro de salarios de Minnesota, que se encuentra a un puñado de dólares, literalmente, de caer en el impuesto de lujo. El tope salarial para esta 2018-19 es de 101,86 millones de dólares, mientras que el Luxury Tax se eleva hasta los 123,73 millones. El Apron, es decir, el margen extra para aquellos equipos que ya se han pasado del impuesto de lujo y que permite ciertas operaciones y excepciones salariales se sitúa en 129,73 millones de dólares.

En este contexto, Minnesota tiene firmados, entre salarios garantizados, no garantizados y dead money, un total de 123,71 millones, a 16.080 dólares de tocar el impuesto de lujo. Minnesota, ajustando la calculadora todo el verano, tendrá muy en cuenta esos mínimos márgenes a la hora de realizar operaciones con Butler. No obstante, como el impuesto de lujo se abona a final de curso, hay tiempo para seguir haciendo números, venga lo que venga.

Además de las grandes fichas de Wiggins o de Butler, destacan otras como las de Taj Gibson, Gorgui Dieng y Jeff Teague, todas muy por encima de los 10 millones de dólares anuales. , todavía con su contrato de novato, percibirá 7,83 millones de dólares. El ala-pívot se encuentra en su cuarto y último curso de acuerdo, basado en la escala salarial para novatos.

Luol Deng, 2,39 millones no garantizados, Derrick Rose, misma nómina, pero garantizada o Anthony Tolliver, 5,75 millones de dólares, son otros nombres notables de una hoja de salarios en la que figuran los dólares que se les deben pagar a Cole Aldrich, 685.341, fruto de su rescisión en junio y para la que se aplicó la Stretch Provision, y la del retirado Kevin Martin, que en esta 2018-19 recibirá 1,36 millones de dólares, último pago del buy out por 10,4 millones que acordó con Minnesota en marzo de 2016.