¿Kevin Durant, (potencial) mejor ‘two-way player’ de la Liga?


Desde primera hora de la mañana lleva agitándose en el foro, como una mandrágora, el tan interesante como autodestructivo debate de si Kevin Durant es o no es un líder. Sus 51 puntos de anoche, con dos triples siderales para forzar la prórroga, como germen motivador.

Coincide que este debate brota apenas cinco días después de que Gregg Popovich dijese que Kawhi Leonard era un fantástico jugador en San Antonio pero que jamás fue un líder. Afirmación a la que respondía el propio Leonard diciendo que “le hacía gracia” (y ya sabemos todos como se ríe Kawhi). Un concepto este del líder, del liderzgo, más abstracto y difícil de abordar que una exposición itinerante de Hilde Wilms.

A pesar de todo, el alero de los Raptors trataba de darnos algunos rasgos, ciertos tips, que a su modo de ver debía atesorar –y que él cumplía– la figura de cualquier líder.


“Ejerzo de líder viniendo a entrenar cada día, yendo al máximo, saliendo a los partidos totalmente concentrado… Hay cosas que no se ven una vez que empieza el partido y estás en la cancha. Mis compañeros me preguntan sobre sus emparejamientos o por mis percepciones desde el parqué, y yo les doy indicaciones y trato de motivarles. Siempre trato de levantar el espíritu de la gente”.


Two-way... ¿datos o intangibles?

En este post no vengo a dilucidar si Durant es un buen, un mal, o si siquiera es o ha sido jamás un líder. Me importa un rábano. Como digo, una polémica bastante brumosa donde quien la gane, tiene bastante poco que ganar. No, yo vengo aquí a polemizar con otra faceta de Kev. Una que, para algunos incluso, ayuda a construir ese arquetipo diáfano de líder. La defensa.

El concepto de two-way player es lo más cercano al paradigma del Jugador Total, tan capaz de dar la talla y ser relevante adelante como atrás; defendiendo tu aro y contribuyendo a perforar el rival. Ahí –en estos coincidimos casi todos– nadie como Kawhi. Ni LeBron, ni Antetokounmpo, ni Davis, ni Embiid… Kawhi Leonard is the man.

Y hoy, mejor dicho, ayer, Durant vino a demostrar que no es el mejor two-way player de la Liga. Pero que bien podría serlo.

Como dice Simon Sinek: “Es la práctica diaria de esas cosas monótonas, esas pequeñas cosas aburridas, como lavarse los dientes, lo que realmente importa. No se trata de una cosa particular que hagas, sino del cúmulo de todas esas pequeñas cosas”. El liderazgo, como el amor, como el estado físico, no va de intensidad. Va de constancia.

Golden State Warriors, con una trayectoria inestable esta temporada y un net rating de +4,9, ve como KD genera un impacto positivo en dicho dato con un +7,8 (los Warriors son, con él, +1,6 mejores en ataque y +1,2 en defensa), y sin embargo ni se acerca al net rating de Draymond Green (+10,4), y mucho menos (aunque a algunos les sorprenda) al de Stephen Curry (+13,5), rey del tempo y los intangibles.

Net Rating 2018/19

Kawhi Leonard, por su parte, como pieza principal de un equipo que es pura sinergia en su engranaje, luce un net rating de +10,2, siendo, qué cosas, casi imperceptible su aportación extra en defensa y sí notándose el empuje a la hora de atacar.

Así son los números, un arma de doble filo. Igual de peligroso es despreciarlos como ondearlos en la bandera de la verdad absoluta. Estos exigen un conocimiento profundo, en sí mismos (A.Monje al rescate) y en la materia a tratar; saber entrelazar visión global y compartimentada, teniendo en cuenta todos esos ítems que, aún en la NBA –donde se mide hasta el aire– escapan aún a la métrica y la estadística.

¿Ladrón o generador de pérdidas? ¿Intimidación o tapones? ¿Anotador o asistente? ¿Posicionamiento o rebotes? ¿Trash talk o estoicidad duncaniana?

Two way player... un concepto que no alcanza el nivel de borrosidad subjetiva del líderazgo. Pero casi.

(Fotografía de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.