Los 5 mejores jugadores de la historia de Portland Trail Blazers


Nuevo cambio de división para ocuparnos ahora de los últimos cinco equipos de la Conferencia Oeste enmarcados en la división noroeste. Empezamos por una organización que justo cumple 50 años: Portland Trail Blazers.

Clyde Drexler

Miembro del Hall of Fame, máximo anotador de los Blazers con 18.040 puntos y quien más partidos ha jugado para el equipo con un total de 867 llevándolo a las Finales de 1990 y 1992 –todas las Finales–. La carrera de Clyde Drexler con Portland, organización que lo eligió en el puesto número 4 del draft de 1983, fue simplemente meteórica.

Disputando hasta 11 temporadas y media con los de Oregon, Drexler no permitió que el equipo se perdiese una sola postemporada con él en plantilla. Como hemos mencionado anteriormente, los mejores momentos colectivos de este 10 veces All-Star llegaron a principios de los 90. Tras cuatro campañas consecutivas cayendo en primera ronda de playoffs, en el curso 1989-90 los Blazers dieron un enorme paso al frente para imponerse a Dallas Mavericks por 3-0, a San Antonio Spurs por 4-3 y a Phoenix Suns por 4-2 hasta plantarse en las Finales. En esa ronda definitiva Drexler promediaría 26,4 puntos, 7,8 rebotes, 6,2 asistencias y 1,8 robos; sin embargo, no fue suficiente para evitar la derrota ante Detroit Pistons por 4-1. Dos años después repetirían la hazaña de llegar a las Finales para caer ante los Chicago Bulls de Michael Jordan por 4-2. En dicha temporada, la 1991-92, Drexler sería seleccionado para el mejor quinteto de la Liga. Y en el global de la década de los 90, el tercer máximo anotador de las Finales solo superado por Jordan y Scottie Pippen.

Dejaría Portland mediada la campaña 1994-95 tras promediar en su carrera con los Blazers 20,8 puntos, 6,2 rebotes y 5,7 asistencias. Un enorme desempeño en pista al que solo le faltó la guinda de conseguir un anillo; el cual le llegaría a título personal con los Houston Rockets.

El dato. Es el jugador con más robos en una mitad de un partido de playoffs al irse hasta los seis el 23 de mayo de 1990 ante Phoenix Suns.

Damian Lillard

¡Vaya jugador consiguieron los Blazers con el número 6 del draft de 2012! En su primera campaña en la NBA fue elegido Novato del Año de manera unánime y desde ahí no ha hecho sino mejorar hasta ser por el momento un cinco veces All-Star y llegar a ser incluido en el mejor equipo de la NBA en 2018.

Con un juego tan brillante como pasional, Lillard no solo ha demostrado tener talento individual, sino ser un líder. En 2015, cuando LaMarcus Aldridge abandonó el equipo, no solo no se lamentó por ello, sino que redobló esfuerzos para llevar a los Blazers hasta la segunda ronda de playoffs. En las siguientes campañas no se perdió la cita con la postemporada hasta alcanzar su mayor logro en la temporada 2018-19, cuando con un promedio de 26,9 puntos, 6,6 asistencias y 4,8 rebotes condujo a los de Oregon hasta las finales de la Conferencia Oeste, instancia que no alcanzaban desde el lejano año 2000.

Con casi ocho temporadas completadas con la franquicia, Lillard es en estos momentos el segundo máximo anotador de la historia de la organización con 14.586 puntos, y quien más triples ha anotado con un total de 1.732. En no pocas ocasiones ha comentado que su deseo es pasar toda su carrera con los Blazers. Si así lo hace verle como el mejor de la historia es una opción muy real.

El dato. En el año 2014 se convirtió en el primer jugador en participar en cinco eventos del All-Star al estar presente en el Rising Stars Challenge, Concurso de Mates, Concurso de Triples, Concurso de Habilidades ( cual ganaría junto a Trey Burke) y All-Star Game.

Bill Walton

El MVP del único anillo de la historia de los Portland Trail Blazers no puede quedarse fuera de esta lista. Elegido como número 1 del draft de 1974, Bill Walton no logró entrar en playoffs en sus dos primeras campañas mientras era maltratado por unas lesiones que solo le dejaron disputar 35 partidos en su año de debut y 51 en el segundo. Tal comienzo no invitaba a ser optimistas, pero para su tercera campaña en la NBA cambió todo. Junto a un fantástico novato como fue Maurice Lucas, Walton no solo llevó al equipo a la postemporada sino que lo condujo hasta las Finales para derrotar a Philadelphia 76ers por 4-2 pese a perder los dos primeros partidos. Como decíamos, Walton sería el MVP con un genial promedio de 18,5 puntos, 19 rebotes, 5,2 asistencias y 3,7 tapones por partido en la que fue una historia de supervivencia.

En esas fantásticas Finales de 1977 acabó prácticamente todo. Un año después la lesiones le obligaron a dejar de jugar desde el segundo partido de la serie ante Seattle, en la cual los Blazers caerían por 4-2. Ahí se acabó su corta pero intensa historia con los de Oregon, ya que no volvería a jugar con ellos.

Su marcha, en 1979, fue turbulenta, ya que en verano había pedido el traspaso al sentir que la organización no terminaba de tratar bien a los jugadores lesionados. Los Blazers no quisieron intercambiarlo y se terminaría yendo un año después como agente libre. Un complicado final para un jugador que dio a los Blazers su único anillo, que fue MVP de la NBA en 1978 y que tanto en 1977 como en 1978 sería incluido en el mejor quinteto defensivo de la competición.

El dato. En la campaña 1976-77, en la cual su físico respondió bastante mejor que en las otras, acabaría como el máximo reboteador (14,4 por partido) y taponador (3,2 por partido) de la NBA.

Maurice Lucas

Vamos ahora con otro chico que tuvo una corta estancia en Oregon pero no por ello falta de intensidad o éxitos. Maurice Lucas legaría a la NBA en 1976 tras la desaparición de la ABA para ser pieza esencial de los únicos Blazers campeones. Para ser exactos y entender bien su peso en el equipo, no tenemos más que ir a la hoja estadística de las Finales de 1977 y comprobar que este chico nacido en Pittsburgh fue el máximo anotador de Portland ante Philadelphia con un promedio de 19,7 puntos a los que sumó 10,7 rebotes y 3,5 asistencias. Y no solo brilló contra los de Pensilvania, sino que en el global de los playoffs firmaría 21,2 puntos, 9,9 rebotes, 4,2 asistencias, 1,5 robos y 1,2 tapones. Simplemente espectacular.

Durante su etapa con la franquicia de Oregon, la cual se ciñó a cuatro temporadas, cosecharía los mayores logros de su carrera al ser tres veces All-Star (cuatro en total), y nombrado para el mejor quinteto defensivo en 1978, así como para el segundo mejor quinteto de la NBA en ese mismo año. Sí, su paso por el equipo fue hasta cierto punto efímero, pero su aportación fue tan grande como para que actualmente tenga retirada su camiseta con el número ’20’ en el pabellón de los Blazers.

El dato. Su relación con la franquicia de Oregon va más allá de sus años en activo, ya que en dos etapas posteriores, tanto a finales de los 90 con Rick Adelman como entrenador como en 2005 con Nate McMillan en tal puesto, Lucas fue contratado como entrenador asistente.

Rasheed Wallace

Cerramos este quinteto de leyendas de los Blazers con el líder de los llamados ‘Jail Blazers’, un grupo de jugadores catalogado de conflictivo –a veces con razón– que estuvo a un paso de meterse en la Finales del año 2000 con Rasheed Wallace como gran referente.

Llegando a Portland en 1996 tras pasar un solo año con los Washington Wizards, Sheed se hizo rápidamente con los mandos de un equipo que tendría en Los Angeles Lakers a su particular bestia negra. En sus dos primeras campañas Wallace y los Blazers caerían ante los de oro y púrpura en primera ronda por sendos 3-1. En la tercera, con Damon Stoudemire y Arvydas Sabonis como compañeros, lograría alcanzar las finales de la Conferencia Oeste para verse barrido por los San Antonio Spurs (campeones). Y en la cuarta se quedaron a un solo partido de llegar a la ronda definitiva.

En una eliminatoria trepidante, en la cual Wallace promediaría 23,3 puntos y 7,3 rebotes, los Blazers fueron capaces de forzar el séptimo partido en Los Ángeles pese a verse hasta 3-1 abajo. No pudieron rematar la remontada. En el último encuentro, con Wallace firmando 30 puntos, los Lakers se impondrían 89-84 tras levantar una desventaja de 15 puntos en el último cuarto. En las dos campañas siguientes los Lakers volverían a ser su verdugo con sendos 3-0 en primera ronda.

Wallace dejaría los Blazers en 2003 tras haber sido dos veces All-Star (cuatro en total) y dejar una enorme huella en la memoria de los aficionados de un equipo que disfrutaron y sufrieron junto a él.

El dato. El destino quiso que justo al año siguiente de decir adiós a Portland lograse el único anillo de su carrera con los Detroit Pistons y, para su alegría, justo derrotando a los Lakers en las Finales.

Otros jugadores en consideración

Vamos ya con ese grupo de jugadores que se ha quedado fuera pero que merece ser recordado. Empezando por la fundación de la franquicia en 1970, debemos empezar por Geoff Petrie, un fantástico jugador de backcourt que firmaría tres campañas por encima de los 24 puntos, que sería dos veces All-Star y que justo el año antes de que los Blazers fueran campeones tuvo que retirarse por una lesión de rodilla. Compartiendo equipo con él tenemos a Sidney Wicks, quien sería Novato del Año en 1972 y cuatro veces All-Star, así como Lionel Hollins, quien sí estaría en el equipo campeón de 1977 al igual de Lloyd Neal, Bob Gross o Dave Twarzik. Por cierto, todos los mencionados menos Wicks tienen retirada su camiseta por la franquicia.

Dando un pequeño paso al frente no podemos olvidarnos de Kiki Vandeweghe, quien promedió 23,5 puntos en los cuatro años que pasó en el equipo, de Mychal Thompson, cuarto máximo reboteador de la historia de la organización; y avanzando aún más de tres jugadores que estuvieron en las Finales de 1990 y 1992 como son Terry Porter, máximo asistente del equipo con 5.319 pases de canasta y quien se ha quedado fuera del top-5 por matices, de Jerome Kersey (segundo con más partidos jugados al acumular 831) y de Cliff Robinson, un elegante jugador que llegaría a ser All-Star con los Blazers en 1994.

Si los anteriores formaron un gran equipo, qué decir de los Blazers que a punto estuvieron de tumbar a los Lakers de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant. Aquí nos encontramos a chicos como Damon Stoudemire, quien pasaría hasta siete campañas con los Blazers, o a Arvydas Sabonis, quien siendo Hall of Fame se ha quedado a las puertas del top-5 por el enorme peso que tuvo en este fantástico conjunto. A caballo entre esta etapa y los siguientes años aparece Zach Randolph, un ala-pívot con una zurda exquisita que promediaría 23,6 puntos y 10,1 rebotes en su última campaña con los de Oregon. Justo en esa campaña, la 2006-07, era un novato Brandon Roy, un talentoso jugador que llegaría a formar parte del segundo mejor quinteto de la NBA en 2009 pero al que una dolencia degenerativa en las rodillas le obligó a retirarse en 2011.

Llegando al presente, y hablando de jugadores en activo, nos aparecen nombres como el de LaMarcus Aldridge, un siete veces All-Star que disputaría 648 partidos con el equipo y que disputaría en hasta cinco ocasiones los playoffs. Por último no podemos dejar sin nombrar a C.J. McCollum, ese gran compañero de Damian Lillard que ha hecho de Portland uno de los mejores equipos del Oeste en los últimos años.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Milwaukee Bucks. Próximo equipo: Denver Nuggets.

(Fotografía de Jesse Grant/Getty Images for Cisco Systems, Inc.)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.