Marc Gasol: All-Star sí o sí

La madurez deportiva es algo que cuesta mucho alcanzar, que no todos logran y que se puede ir demasiado rápido. A sus casi 32 años, experimenta ese momento de cima profesional, de rendimiento máximo, que sabe no será eterno. Es una cuestión biológica, de ser humano, de naturaleza. Marc está muy arriba, posiblemente en sus mejores semanas como jugador de baloncesto si al rendimiento individual nos atenemos. La NBA no recuerda un Marc mejor, con mejores prestaciones y con mayor liderazgo sobre el colectivo, sobre los Memphis . Y merece ser parte del All-Star 2017, como ya lo fue en las ediciones de 2012 y de 2015.

Memphis encadena seis triunfos seguidos. Muchos dirán que antes de doblegar a los Warriors anoche (110 a 89), la mayoría de los éxitos de esta racha han llegado ante planteles de la parte baja de la competición, como pueden ser los 76ers o los Pelicans, pero lo cierto es que cualquier duelo ganado suma igual de cara a cerrar el año con posibilidades de soñar, simplemente, con la post-temporada. Y el responsable del balance 17-8 de los Grizzlies, más concretamente el culpable de que los de Tennessee hayan saltado del 11-8 al 17-8 es Marc Gasol.

Porque sí, salvo los citados Warriors, los Magic, Lakers, Pelicans, Sixers o Blazers no son punteros en la tabla y no están llamados a grandes cosas a día de hoy. Pero el valor de doblegar a tantos enemigos seguidos, culminando el pastel de una semana única con los Warriors sobre la lona, está en que los Grizzlies lo llevaron a cabo sin Mike Conley, ni Chandler Parsons ni Vince Carter. A ello, le hay que añadir la ausencia de Randolph en algunas de esas citas por el fallecimiento de su madre.

¿Qué ha hecho Marc en esta semana inicial de diciembre? Echarse el equipo a las espaldas, ser el jefe de los suyos y promediar en las seis victorias consecutivas 25,5 puntos, 7,5 rebotes y 5,5 asistencias. Contra Curry y compañía, Marc dejó la tabla de puntuaciones en 19 tantos, 8 capturas y 6 pases de canasta.

Décimo mejor triplista de la NBA

El 44% por ciento de acierto en triples de Marc Gasol esta 2016/17 le sitúa entre los diez mejores triplistas de toda la competición. El dato, que ya de por sí habla a las claras del momento dulce del español, es más abrumador si desmenuzamos la estadística total desde el año 2008, cuando arribó en la NBA. Marc ha lanzado esta campaña 87 veces desde el triple y ha encestado en 38 ocasiones (firma 1,5 triples por velada). Entre todas sus restantes campañas, el pívot había convertido sólo 12 triples en 8 cursos (1,5 por regular season). Es decir, Marc promedia en la presente 2016/17  el mismo número de triples que en el cómputo total del resto de años. El 76% de tiros de tres que han terminado en la red desde que debutara en la liga corresponden a este otoño de 2016.

Mejores números de siempre

Que Marc salga más de la zona a lanzar sólo es un punto más que sirve para señalar su evolución, la de un hombre que ha vuelto mejor de la lesión que le dejó fuera ocho meses (Juegos Olímpicos incluidos). Sin ser esta la temporada que más minutos promedia, Marc se encuentra a estas alturas con la mejor hoja estadística de su relato baloncestístico, si exceptuamos los rebotes. Así, ha hecho su segundo triple-doble en la NBA y sus 19,9 tantos (prácticamente el 20 % del total de los puntos de los Grizzlies) y sus 4 asistencias  de promedio representan un registro que no se había visto previamente el hermano de Pau. Máximo anotador del equipo, segundo mejor asistente, segundo mejor triplista y tercer máximo reboteador graban a fuego la etiqueta de líder, revalorizada con sus actuaciones en los días en los que el otro hombre franquicia, Conley, ha estado de baja por lesión.

En el baremo puntos-rebotes-asistencias, Marc es de los cinco mejores pívots de la competición, en una clasificación donde vemos a Anthony Davis, DeMarcus Cousins, Karl-Anthony Towns o Brook Lopez. Sólo este último ha promediado menos minutos en pista que Marc.

¿All- Star?

Nadie debería dudarlo. Sus números así lo atestiguan, aunque la competencia en el Oeste es de quilates, con los propios Davis, Cousins y Towns en la pintura. Pero si por méritos se debiera, si el de Nueva Orleans se celebrara esta semana, Gasol debería entrar entre los mejores. Está en condiciones de jugar su tercer Partido de las Estrellas. Y a este ritmo de trabajo, nada debería ser diferente dentro de apenas dos meses.

“Es pronto todavía, pero si no juega el All-Star sería un crimen”, palabras del técnico de Miami, Spoelstra, tras la derrota de los suyos ante los Grizzlies. Pero no, no se refería a Marc. Hablaba de Conley. Aunque esa frase bien se podría aplicar al mediano de los Gasol.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

Los Rockets se imponen en el duelo tejano

Jägermeister se opone al logotipo de los Bucks

Siguiente