Harden corrige a los árbitros, a los aficionados y a los Warriors

La Barba cerró con un recital una de las mejores noches de la temporada.

Kawhi volvía a San Antonio, dos de los mejores equipos jóvenes (Nuggets y Kings) medían fuerzas y la versión leyenda de ponía en jaque a los Warriors en Oakland. La noche tenía una pinta escandalosa antes de empezar. Y fue mucho más…

Los Spurs aplastaron a Kawhi entre abucheos y DeRozan, ‘el olvidado’, se llevó el triunfo y el triple-doble. Después, Nikola Jokic y la versión superestrella de Jamal Murray sometieron a Buddy Hield y De’Aaron Fox en un final impresionante (qué dos triples de Jamal…). Y para cerrar una de las mejores noches de la temporada, Harden (44+10+15) remontó 20 puntos en Oakland, mandó el partido a la prórroga y corrigió un error clamoroso de los árbitros con una canasta final de dibujos animados… ¿Aún no te gusta la ?

Harden no estuvo solo. Austin Rivers (¡ojo!), un colosal Clint Capela, Danuel House Jr (¿os acordáis de él?), la defensa de Tucker, Gerald Green e incluso un par de detalles de Brandon Knight. Los Rockets me recordaron a los de la temporada pasada. A los que casi se cargan a los Warriors en playoffs. Y qué maravilla para la competición que hayan vuelto a tiempo.

Van seis victorias seguidas (Spurs, Thunder, Celtics, Pelicans, Grizzlies y Warriors), las seis sin Chris Paul (increíble…). Y 11 en sus últimos 12 partidos: mejor equipo del momento en la NBA.

Han pasado del puesto 14 al 4 del oeste en solo unas semanas. Y todo gracias al señor de la barba, que pide a gritos (literalmente tras el partido) su segundo MVP consecutivo. Lo que está haciendo es inhumano…

No voy a entrar en los detalles de las históricas rachas (los puntos a la Kobe&Jordan, los 30+5 y los 35+5 consecutivos, los partidos de 40… las podéis encontrar aquí), sino en lo que significó para mí lo que pasó ayer sobre el parqué del Oracle Arena: una de las respuestas más contundentes y sensacionales que he visto jamás. Contra todo y contra todos. Y ganó Harden.

Tres en uno

La noche empezó con los primeros resultados del voto ‘aficionado’ para el All Star. Harden se quedaba fuera de los puestos de titular en el oeste con 250.000 votos menos que y casi 150.000 menos que . Vale…

Después llegaron los Warriors, el equipo invencible de los cuatro All Stars. Cuatro contra uno (CP3 sigue de baja)… Y se pusieron 20 arriba en el tercer cuarto. Vale…

Y, por último, los árbitros. Que con el partido empatado a 132 a 27/28 segundos del final de la prórroga, cometieron un error increíble/escandaloso que acabó en canasta de Curry y ventaja para los locales (Durant ‘salvó’ la posesión con los dos pies medio metro fuera). Somos humanos y cometemos errores. Estas cosas pasan. Vale…

Le dio todo igual. Harden acabó la noche con un triple estratosférico sobre Klay y Draymond Green, un triunfo fantástico sobre los Warriors y un nuevo aviso: va a por su segundo MVP.

Desatado. Salvaje. Histórico. Y contra todos.

(Fotografía de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Gritos de “traidor” para Leonard en su regreso a San Antonio; DeRozan ilumina la victoria de los Spurs

Un James Harden de MVP se corona en Oakland: 44 puntos y triple ganador

Siguiente