¿La próxima gran historia de superación en la NBA?

House Jr, cuatro años de college, ‘undrafted’ y con más G League que NBA en sus piernas, puede ser el siguiente

Casualidades de la vida. Horas después de que Spencer Dinwiddie, una de las grandes historias de superación de los últimos años en la NBA, firmara una extensión de contrato por más de 30 millones con los Brooklyn Nets (tres años), Danuel House Jr. hacía su mejor partido de la temporada en Houston.

Si no habéis visto últimamente a los Rockets, igual ni sabéis quién es. Pero este alero de 25 años, gracias a las lesiones y a la corta rotación de D’Antoni, se está ganando a pulso un sitio en la NBA.

House pasó dos años en la Universidad de Houston (su ciudad natal), y otros dos para completar su ciclo en Texas A&M. Cuatro años de college en los que siempre superó los 12 puntos por partido (15,6 en su última temporada) pero que no le sirvieron para hacerse un hueco en el draft de 2016. Y ahí empieza la verdadera guerra.

Semanas después de aquel draft, House firmó con los Washington Wizards. ¿Su balance total de aquella temporada? Un solo minuto NBA y siete partidos de G League con el equipo de Delaware. Fue cortado en marzo: tocaba seguir trabajando para conseguir una nueva oportunidad.

La siguiente se la dieron los Rockets. Bueno, no… Firmó un 13 de octubre y fue cortado el 14. De vuelta a la G League (con los Vipers). Un palo más…

En diciembre, aparecieron los Suns. Y aquí sí llegó una buena oportunidad en un equipo que necesitaba minutos en cada esquina. House jugó 23 partidos, fue titular tres veces y promedió 6,6 puntos en más de 17 minutos con el equipo NBA. Y también disputó 20 partidos con el afiliado de G League, promediando más de 18 puntos.

En sus últimos dos partidos NBA en Phoenix se fue hasta 16 y 22 puntos. Pero aquello, por lo que fuera, tampoco cuajó.

Y así llegamos al pasado verano, con un balance de 42 partidos de G-League y 24 de NBA en dos temporadas. Y con más montaña rusa por delante.

El 20 de agosto de 2018, House, que jugó la Summer League con los Rockets promediando casi 17 puntos, firmó por una temporada con los Golden State Warriors. ¿Os imagináis qué pasó después? Cortado en octubre, antes de que arrancara la NBA… Sigue la lucha. La guerra no ha terminado.

En noviembre, House volvió a su casa, a Houston. Y se volvió a enrolar en los Rio Grande Valley Vipers, el equipo de G League afiliado a los Rockets. Y allí empezó a anotar más de 20 puntos por partido… Tras siete encuentros, firmó con la franquicia NBA. Jugó cinco partidos, fue cortado y un par de días después estaba firmando un contrato dual. La locura…

En el partido ante los Blazers de hace un par de madrugadas, fue de lo mejor de su equipo (18 minutos, 12 puntos). Una gran noticia desde el banco para un equipo que necesita cualquier tipo de ayuda en estos momentos. Y ayer, en el triunfo ante los Lakers (qué barbaridad lo de Harden, por cierto), hizo las veces de sexto hombre y se salió: 15 puntos, 5/8 en los tiros, tres triples, otros tres rebotes y un +18 en sus 29 minutos en cancha que fue la segunda mejor marca de su equipo.

Es más grande y más fuerte que los jugadores que han estado ocupando posiciones de alero en los Rockets (juegan de inicio con cuatro pequeños), más que correcto en defensa, más que capaz desde el triple, atlético (ayer dejó un gran mate)… En fin, que debería tener sitio. Y que os lo cuento porque, como Alfonzo McKnnie en los Warriors, Danuel House Jr podría ser la próxima gran historia de superación en la NBA.

(Fotografía de portada: Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

¿Han vuelto los Spurs? Cuarta victoria seguida con una gran defensa

Triple-doble de 50 puntos de James Harden para superar a los Lakers

Siguiente