Previa NBA 2018-19: Oklahoma City Thunder

Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre Oklahoma City . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Oklahoma City Thunder

Balance 2017-18: 48-34 (4º Oeste, clasificado para playoffs).

Entrenador: Billy Donovan(4ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2019: Álex Abrines, Raymond Felton, Patrick Patterson (opción de jugador), Nerlens Noel (opción de jugador), Terrance Ferguson (opción de equipo), Timothe Luwawu-Cabarrot (opción de equipo)

La plantilla:

Altas: Timothe Luwawu-Cabarrot, Nerlens Noel, , Abdel Nader, Hamidou Diallo (Draft), Devon Hall (Draft), Kevin Hervey (Draft), Deonte Burton (contrato dual), Tyler Davis (contrato dual).

Bajas: Carmelo Anthony, Corey Brewer, Nick Collison, P.J. Dozier, Daniel Hamilton, Dakari Johnson, Kyle Singler, Daniel Hamilton, Josh Huestis.

Siguen: , , , Andre Roberson, Jerami Grant, Álex Abrines, Patrick Patterson, Raymond Felton, Terrance Ferguson.

Así encaran la temporada

Si la temporada pasada, incluso con las llegadas de Paul George y Carmelo Anthony de por medio, fue Russell Westbrook quien cogió con autoridad las riendas del carro de Oklahoma, en este curso el base (‘todocampista’) entona con más fuerza el papel de Rey del equipo. Su capacidad para darle absolutamente todo lo necesario al ataque de los Thunder le eleva a los altares de la liga, y permite a la franquicia seguir aspirando a inquietar, aunque solamente sea durante un rato, a los todopoderosos Warriors. Si las lesiones le respetan, de nuevo será un candidato clarísimo para hacerse con el MVP si es que el percance físico que le afecta en este momento no va a más.

En segunda campaña con el equipo y reforzado su compromiso con un jugoso contrato ya firmado, George tiene que asumir más responsabilidades y peso en el juego. Su unión con Andre Roberson en el perímetro debería granjearle a los de Oklahoma buenas noticias, tanto en defensa como en ataque.

El otro pilar de la casa es Steven Adams, que no suele aparecer en los listados de mejores interiores de la liga, pero que poco a poco va reclamando su puesto como center más que competente. Le gusta la batalla y no le importa mancharse de barro por el equipo, algo que le vendrá muy bien al colectivo para que puedan arrancar triunfos en partidos que se pongan algo más feos e igualados. Ahora tendrá la ayuda de Nerlens Noel, desahuciado por el mercado, pero con una oportunidad de oro para callar a sus críticos. Sumando minutos desde el banquillo, el pívot puede ir aportando intensidad a la pintura de OKC, que ofrece una mejor cara que la del año pasado.

La capacidad atlética se ha visto reforzada con otro estilete como es Dennis Schroder. El jugador de origen alemán necesitaba un cambio, salir de Atlanta. Y aunque pueda parecer confuso que acepte el rol de salir desde el banquillo tras Westbrook —un jugador que amasa una cantidad de minutos brutal—, lo cierto es que Schroder va a sumar mucho más tiempo en pista del que parece, alternando los puestos de ‘uno’ y ‘dos’ con el gran Russell. Tendrá sus jugadas, pero ha tenido un verano para concienciarse de que el sistema que se encuentra en Oklahoma es bien distinto del que tenía con los Hawks. Además, ayudará a dotar a los Thunder de una profundidad de armario que parecía flojear el año pasado.

Como todos los conjuntos, Oklahoma también tiene debilidades que se ven ya desde antes de que comience pretemporada. Cierto es que Westbrook te da mucho más que te quita, pero el bueno de Billy Donovan debería poder manejar situaciones en las que el equipo mueva la bola, sea capaz de buscar al jugador libre y generar diferentes opciones de tiro. Lo primero, les reportará un ataque mucho más completo y multidimensional; y lo segundo, mejorará su acierto en el tiro de tres, que no es como para tirar cohetes.

El jugador a seguir

Si bien parece obvio que Westbrook es la megaestrella de los Thunder, merece la pena poner el foco en George. La temporada pasada estuvo tibio para lo que se espera de él. Porque el nivel que tiene este alero está infinitamente por encima de lo visto, y poder llevar a Oklahoma al siguiente nivel obliga a que actúe como se refleja en su nómina de cada mes.

Si se pone a defender como sabe —es uno de los mejores de toda la NBA en esta faceta—, si empieza a rebotear con más intensidad, y si le da por sacar más partido de su excelsa combinación de altura y capacidad creativa, a buen seguro que podremos divertinos mucho más con el juego de los Thunder.

La previa de Drafteados

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2018-19.

Los Thunder hicieron lo que debían con Carmelo Anthony: ficharle por si funcionaba la idea y despedirle cuando se demostró que ese Big Three no merecía gastarse más de 300 millones de dólares al año en salarios. Por tanto Oklahoma City es un nuevo equipo que no contará con Carmelo para bien y para mal y habrá que ver si vuelve a ser capaz de lo mejor y no tanto de lo peor, como ocurrió en alguna ocasión la pasada temporada. Aún así es complejo pensar en los Thunder como un equipo de Finales de Conferencia: hace unos meses Utah los superó claramente en primera ronda, New Orleans podría estar a un nivel similar y Golden State —obvio— y Houston —a la espera de su rendimiento tras empeorar en verano— están un escalón por encima. Todo ello sumado a los evidentes problemas que tienen los Thunder para mover el balón en momentos apretados hacen que mis expectativas con ellos sean muy contenidas.

Anterior equipo analizado: Utah Jazz. Próximo equipo: Minnesota Timberwolves.