Previa NBA Oklahoma City Thunder 2019-20


Previa NBA Oklahoma City Thunder. Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Oklahoma City Thunder

Balance 2018-19: 49-33 (6º Oeste; clasificado para playoffs).

Entrenador: Billy Donovan (5ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2020: Danilo Gallinari, Andre Roberson y Nerlens Noel.

La plantilla

Altas: Danilo Gallinari, Chris Paul, Shai Gilgeous-Alexander, Mike Muscala, Justin Patton, Eric Moreland, Darius Bazley (Draft), Jawun Evans (two-way), Devon Hall (two-way).

Bajas: Russell Westbrook, Paul George, Jerami Grant, Patrick Patterson, Markieff Morris, Raymond Felton.

Siguen:  Steven Adams, Dennis Schröder, Andre Roberson, Terrance Ferguson, Nerlens Noel, Abdel Nader, Hamidou Diallo, Deonte Burton.

Así encaran la temporada

El acierto en el enfoque de esta previa pende de un hilo. Concretamente, del que conecta un par de yogures y en cuyos extremos, como niños planeando el asalto a una juguetería, aguardan Pat Riley y Sam Presti, ambos esperando a que sea el otro quien tome las riendas y dé el paso definitivo.

El juguete aquí es una suerte de Buzz Lightyear , solo que no el alienígena despampanante de la primera parte. Este es, digamos, el de Toy Story 3; aún sigue molando, mucho, pero ha perdido ese halo de atractivo que arrastra todo lo novedoso e innovador. De hecho, aquel draft de 2005 traía dos Buzz. Deron Williams y Chris Paul, picks 3 y 4 respectivamente, irrumpían ambos, con suma clase y elegancia, como dos playmakers capaces de aunar lo mejor de su posición: creación y anotación. Distribución y canastas. Puntos y asistencias. ¡Buah!... que años aquellos disputándose el trono de mejor ‘1’ del planeta…

Ahora el primero está retirado (¡¿o no!?), y el segundo carga con un contrato casi tan pesado como el número de inviernos que arrastran sus piernas. Aunque a algunos quizás les sorprenda, Paul, a pesar de todo, es cinco meses más joven que LeBron James. Y aunque el declive ya ha empezado, el base avanza sendero abajo con altivez. La pendiente es, por ahora, casi imperceptible. Paul sigue siendo un pedazo de jugón.

Y por eso es muy distinto analizar unos Thunder sin él a otros con él; por lo tanto, mientras algo sucede, haremos las dos cosas, aprovechando lo lacónico de la primera.

  • OKC sin Chris Paul: no Paul, no party. No hay equipo. No hay playoffs. Habrá, eso sí, buen draft (top-10 protegida)
  • OKC con Chris Paul: empecemos…

A los Thunder los dan por muertos (nivel Grizzlies o Suns he leído por ahí) aún antes de empezar el training camp, y a mí se me pone la misma cara que al GIF de John Travolta en Pulp Fiction.

Paul, Gilgeous-Alexander, Schröder (ojo a la terna de bases), Ferguson, Roberson (por ver en qué condiciones), Gallinari, Diallo, Noel y Adams… estaremos de acuerdo en que no son contenders y también compro que no son uno de los fijos en playoffs. Pero si Paul se queda y los nombrados compiten… este equipo no es ninguna comparsa ni un rasca y gana en manos de ningún rival.

Billy Donovan es un entrenador que lleva cuatro temporadas al mando de la franquicia y en ninguna de ellas ha demostrado ser merecedor del puesto, diseñando un equipo que en fase regular andaba solo merced a una defensa fuerte, pero absolutamente incapaz de superar durante tres años consecutivos la primera ronda de las eliminatorias (4-1 vs Rockets, 4-2 vs Jazz, 4-1 vs Blazers) con dos jugadores, Russell Westbrook y Paul George (y un año de Carmelo), con talento de sobra para ello y mucho más.

Precisamente por no conseguir gobernar a Russ e inútil en la empresa de hacer que su baloncesto reluciera más allá de unos números individuales espectaculares, primero Paul George hizo las maletas y Presti, como corolario y fruto del hastío acumulado, se vio ‘forzado’ a traspasar a su emblema justo después.

Tampoco vamos a engañarnos. Tras una década en la élite y perder a su máquina MVP de triples-dobles y a otro que este año ha flirteado con serlo (MVP, no máquina de triples-dobles), los Thunder no esquivan ni de coña la bala con serigrafía: RECONSTRUCCIÓN.

Y aunque dolorosa, sin duda, también puede ser digna. Seis primeras rondas del draft (sin protección) y cuatro derechos de intercambio, eso sí, prometen un futuro ilusionante pero, en lo que es el ahora, no dan victorias.

Los Thunder son tan débiles como fuerte es el Oeste. Un equipo que ve empequeñecida su sombra al ponerlo en fila con sus contrincantes de conferencia, hombro con hombro. Sin duda estos Thunder, con esta misma plantilla pero en el Este, sería otro cantar.

La duda es cuánto van a resistir y si no se habrán descolgado del pelotón de proa allá por el Día de Reyes, para cuando el tentador mercado invernal llame a sus puertas. De haber bajado los brazos antes de tiempo y las derrotas se amontonen como el pecado en tierra de José Saramago, leer los nombres de Adams y Schröder acompañados del run-run del traspaso será algo, no solo previsible, sino de lo más normal.

Entonces pasaríamos a hablar de unos Thunder muy diferentes post-All Star. Uno en los que Gilgeous-Alexander, Hamidou Diallo, el rookie Darius Bazley y el potencial desarrollo fruto de muchos minutos en la madera por parte de los tres, será lo más interesante en Oklahoma para ver y comentar.

El jugador a seguir

Nerlens Noel ya tiene 25 años y… aunque tuviese 22. Shai, en su único año en los Clippers y ejerciendo de cualquier cosa menos de novato, nos enamoró a todos.

Ha sido, con diferencia, la mejor pieza que han obtenido en OKC a cambio de Paul George y de quién más les costó desprenderse a Steve Ballmer, Michael Winger y Doc Rivers. Shai no entró en la pelea del Novato del Año porque su salida de tacos fue algo tardía y el año de Doncic el no va más. Pero poco le faltó… su nombre, a cada nueva semana de primavera, se recitaba con más y más fuerza.

Lo tiene todo: la altura, la envergadura, la visión, el lanzamiento, los fundamentos… Tan pronto como Chris Paul abandone el barco –no importa lo que pase con Schröder– él será el jugador principal del perímetro, ya sea de ‘1’ o de ‘2’ (pues también se desenvuelve de combo guard). Veintiún años, mercado pequeño, presión ambiental nimia… y un futuro luminoso y bello por delante.

Previa NBA Oklahoma City Thunder, el pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2019-20.

Este pronóstico quizá es el más absurdo de todos los que vaya a escribir durante este mes de previas. ¿Qué equipo va a ser Oklahoma City en febrero? ¿Seguirá Chris Paul y por tanto se peleará por ganar partidos? ¿Habrá salido ya Paul del equipo y la reconstrucción estará a pleno rendimiento? No sé qué pasará y qué franquicia será la que se quede con Paul —su contrato es ruinoso, sí, pero él sigue siendo un jugador enorme—, pero no veo a OKC más allá de la duodécima posición del Oeste.

Anterior equipo analizado: Portland Trail Blazers. Próximo equipo: Minnesota Timberwolves.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.