Previa NBA 2019-20 Portland Trail Blazers

Turno de la Previa NBA 2019-20 Portland . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Portland Trail Blazers

Balance 2018-19: 53-29 (3º Oeste; clasificado para playoffs).

Entrenador: Terry Stotts (8ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2020: Hassan Whiteside, Pau Gasol, Kent Bazemore, Mario Hezonja.

La plantilla

Altas: Pau Gasol, Hassan Whiteside, Anthony Tolliver, Kent Bazemore, Mario Hezonja, Nassir Little (Draft), Jaylen Hoard (two-way), London Perrantes (Exhibit-10), Troy Caupain (Exhibit-10).

Bajas: Al-Farouq Aminu, Evan Turner, Seth Curry, Jake Layman, Meyers Leonard, Maurice Harkless, Enes Kanter.

Siguen: Damian Lillard, C.J. McCollum, Jusuf Nurkic, Zach Collins, Rodney Hood, Anfernee Simons, Skal Labissiere, Gary Trent Jr.

Así encaran la temporada

Todo sigue igual, todo sigue igual de bien, cambiar, no cambió nada, llegando hasta donde hoy llegué. Todo está como estaba, todo está igual de bien’.

Con letra desenfadada y a ritmo de blues rock, Cristian “Pity” Álvarez dejaba atrás una década de cambios; de quiebros vertiginosos y moldes de rutina masacrados por una tecnología que irrumpía, como nunca antes, en los hogares de varias decenas de países y cientos de miles de familias. Mientras, la melenuda banda de los Viejas Locas, con su música, con ese toque a Rolling y a Beatles, parecía querer invitarnos a permanecer en aquel presente con aroma a pasado, dejando pasar el tren de lo moderno y la revolución.

En Portland, o al menos en sus Trail Blazers, casi todo parece igual, y por eso conviven en la tranquilidad aparente de que en la 2019-20 debería seguir yéndoles la mar de bien.

La columna vertebral, desde el atlas hasta el coxis pasando por el núcleo torácico, no se ha tocado. Damian Lillard, Jusuf Nurkic y, como enlace entre extremos, C.J. McCollum. Los tres máximos anotadores del equipo de la pasada campaña no se han ido a ninguna parte. Más bien al contrario. Contratazo para el tercero (tres años y 100 millones) y super-ultra-mega contratazo para el primero (191 en cuatro), disipando cualquier duda respecto de los hombros sobre los cuáles descansa el plan de Portland para tratar de ensortijarse el deseado anillo durante el próximo lustro. Ambos asegurados (salvo traspaso) hasta verano de 2023.

¿La parte mala? Que empiezan a ser veteranos de muchas batallas (28 C.J, 29 Dame) y que en los últimos años de contrato, el tremendo desembolso puede que empiece a pesar, desequilibrando la balanza por excesivo… ¿La buena? Que ambos están justo en su prime, en la cumbre de su juego, por lo que lo mejor de este dúo perimetral está por venir. Con Nurkic, que no será agente libre hasta 2022, firme al aparato, es hora de que Stotts y su pacientemente cultivado huerto empiece a dar el ansiado fruto, con tanto monstruo depredador en el Oeste, cuasi prohibido.

De entre quienes se han ido, no deberían echar de menos en exceso a Evan Turner, en horas bajas desde hacía tiempo, ni a Enes Kanter, quien si bien estuvo espléndido en el final de curso, su etapa ha sido demasiado corta como para echar raíces y generar dependencia en la pizarra.

Donde va a residir claramente uno de los dos grandes retos del entrenador va a ser en hacer olvidar al deshollinador, fontanero y mecánico del equipo: Al-Farouq ‘multiusos’ Aminu. El forward, de tan bien arropado que estaba en ataque (tercer mejor rating ofensivo de la temporada el de los Blazers, con 115,45 puntos), gozaba de espacio y sosiego para dedicarse casi por entero a la defensa; y esta se le daba de maravilla. Si ver aro —debido muy en parte a los 46 puntos que promediaban en conjunto y a diario sus dos estrellas— era algo casi rutinario para esta plantilla, el rendimiento a la hora de proteger el suyo propio nadaba entre la mediocridad (16º de la liga). Tocará ver como previene Stotts la potencial amenaza de sangría.

Decimos pues que (sobre todo) con Aminu, pero también con Harkless, en Portland han perdido parte de su coraza. El resto de piezas (Turner, Leonard, Curry, Layman) pueden ser cómodamente sustituidas gracias a los nuevos: Tolliver (tirador), Bazemore (miscelánea), Hezonja (¿revival ultimate?) y el prometedor novato y candidato desde ya a robo del draft, Nassir Little.

En cuanto al segundo gran reto de Terry Stotts, y bajo el título de ‘Y ahora qué hago yo con todo esto‘, vendrá sin duda desde la pintura. Porque precisamente de entre los big men, el que se ha marchado es Meyers Leonard; el pívot menos pívot del mundo.

Enes Kanter vino para cubrir (con muchos bemoles) la crucial baja de Nurkic, quien ya se le espera de regreso y tan pronto como sea posible a la titularidad. Y ahora el resto. Zach Collins venía a ser el futuro bajo el cristal y por el momento recambio natural de Nurkic, pero tras los movimientos del verano, la competencia en un espacio tan delimitado se ha disparado.

Al entrenador le corresponderá ahora hacer hueco, sin comprometer la efectividad ni (ojo a esto) el buen rollo imperante, a Hassan Whiteside, el ex de los Miami Heat que por un lado es expiring (¿traspaso a la vista en enero?), pero que por otro se embolsará la broma de 27 millones de dólares en esta temporada. Un jugador, dicho sea todo, que centrado, puede ser de enorme valor.

Y también, como broche inesperado, ha llegado Pau Gasol, a quien, de base, no deberíamos pedirle más que diez minutos de calidad por encuentro y gracias, salvo que nos sorprenda con una resurrección insólita como la de Chicago post mortem angelina.

Como tercer y último objetivo o motivación del coach, éste de carácter menor, debiera ser el ver qué puede sacar del prometedor Anfernee Simons en su segundo año en la Liga, así como encontrar la manera de salvar de la alcantarilla el talento (que lo tiene y no es poco) de Skal Labissiere y que, tras tres años en la NBA, parece que se dirige inexorablemente a ella.

Seis playoffs en cadena son ya en Oregon. Y sin embargo, lo máximo que han logrado hasta la fecha es conseguir que les quiten de una maldita vez el cartel de Cenicienta y los tomen en serio, empezando por su All-NBA, Damian Lillard. Arrancado ese viscoso prejuicio la pregunta ahora (y flirteando con el prejuicio de nuevo) sería… ¿han alcanzado, con lo que tienen, su techo estos Trail Blazers?

El jugador a seguir

Por cambiar y no repetirnos como el ajoblanco con los dos de siempre, diremos que Zach Collins. Pívot que crece a un ritmo lento pero seguro, y cuyos fundamentos, a manos llenas, se resisten a entrar en erupción. Este año volverá a tenerlo difícil, aunque las circunstancias (vuelta paulatina de Nurkic + no encaje de Whiteside) podrían abrirle la puerta de los minutos durante un tiempo al ex de Gonzaga.

El ejercicio pasado promedió 17,6 en los que anotó 6,6 tantos y capturó 4,2 rebotes (1,4 ofensivos), dando dóciles muestras de que también sabe defenderse desde la línea de tres. En Portland gastaron un pick 10 del draft en él y va siendo hora de que demuestre que no se equivocaron. Que de gasto nada; una señora inversión.

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2019-20.

Como todos los años, predecir la posición final de los Blazers es un ejercicio de alto riesgo. Tan pronto pueden terminar terceros del Oeste como séptimos y este curso, con tanta igualdad en la conferencia, no hace sino acrecentar esa volatilidad en su proyección. Portland tiene plantilla suficiente para obtener ventaja de campo en primera ronda y volver a las Finales del Oeste si los cruces en playoffs son benévolos, pero la diferencia con sus rivales directos, al menos en temporada regular, será mínima. Me mojaré y diré que terminarán quintos sextos en su conferencia. Y no quitaré ojo a lo que veamos de Anfernee Simmons.

Anterior equipo analizado: Atlanta Hawks. Próximo equipo: Oklahoma City Thunder.

(Fotografía de portada de Steve Dykes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Lonzo Ball: “Tenemos la oportunidad de ser muy buenos”

Josh Jackson empezará la temporada en la G League

Siguiente