Previa NBA 2021-22: Houston Rockets


¡Comenzamos! Previa de la temporada NBA 2021-22: sobre Houston Rockets. Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Houston Rockets

La plantilla

  • Movimientos en el mercado: salidas de Kelly Olynik, Avery Bradley y Sterling Brown; llegada de Daniel Theis.
  • Backcourt: John Wall, Jalen Green, Kevin Porter Jr., Eric Gordon, D.J. Agustin, Khyri Thomas, Josh Christopher.
  • Frontcourt: Christian Wood, Daniel Theis, Alperen Sengun, Usman Garuba, Jae’Sean Tate, David Nwaba, Kenyon Martin Jr., Danuel House.

Así encaran la temporada

Hace menos de un año los Houston Rockets dejaban de ser uno de los proyectos de mayor éxito y estabilidad de la década. En apenas un par de meses, los texanos veían como toda su estructura se derruía. Empezando por Daryl Morey, pasando por Mike D’Antoni y terminando por el adiós de James Harden en enero. Obviamente, una espantada de este calibre resulta insanable en el corto plazo, y fruto de ello los Rockets acabaron siendo el equipo que menos victorias sumó en toda la liga.

Desde la salida de Harden, el conjunto de Stephen Silas difícilmente ha sido reconocible, siendo a ratos una colección de jugadores en horas bajas tratando de demostrar que aún forman parte de esta liga. De los Demarcus Cousins y Victor Oladipos solo John Wall permanece en la plantilla, mostrándose recuperado de sus problemas físicos aunque todavía lejos de su mejor versión.

Como en todo equipo anticompetitivo, el principal —casi el único— interés del pasado curso radicó en el rendimiento individual de algunos jugadores que aprovechar en el futuro inmediato, ya sea manteniéndolos en plantilla u obteniendo rédito de su traspaso. En estas lides Christian Wood se erigió como el mayor argumento competitivo del roster y probó que la apuesta que hicieron los Rockets por él la pretemporada pasada tenía sentido.

Por su parte, David Nwaba y Jae’Sean Tate han protagonizado buenas campañas, ganándose sendas extensiones este verano. La guinda del pastel la pone Kevin Porter Jr., que ha sido capaz de poner el talento por encima de su turbulento carácter e irregularidad en cancha, lo que le sitúa como uno de las posibles caras de la franquicia en los próximos años. Aunque aún debe seguir demostrándolo.

Ahora bien, aunque no convenga hacer lecturas positivas del fin de uno de los mejores clubes del último lustro, sí hay ciertos brotes verdes en su actual situación. El primero pasa por haber tocado fondo, pues el equipo apenas ha navegado por una temporada de total desidia de la que ya ha obtenido ciertas piezas que obligan a intentar salir del hoyo.

Las cuatro elecciones que tuvieron en el último draft le han reportado talentos más que interesantes. Jalen Green, Alperen Sengun, Usman Garuba y Josh Cristopher llegan a un sitio que les va a permitir descubrir desde el primer minuto quiénes son como jugadores. En torno a esta idea surge la incógnita de qué van a ser los Houston Rockets este año, pues con sus rookies llamados a ser parte vertebral del equipo, aún es imposible discernir lo que van a ser llegados por fin a la NBA.

¿Será Jalen Green el mismo anotador voraz que demostró ser en los Ignite de la G League? ¿Irá limando ya las asperezas de su juego? ¿Seguirá siendo Alperen Sengun el atípico y mortífero center que era en Besiktas a cancha abierta? ¿Usman Garuba está para ser un defensor de élite en el corto plazo o se queda corto para el escenario NBA? ¿Responderá Josh Cristopher a la privación del bote como su principal arma ofensiva?

Sobre el papel, estos novatos dejan al equipo en mejor lugar que al término de la pasada temporada, pero es una quimera anticipar su impacto en la liga con certeza. Kelly Iko, escritor de los Rockets para The Athletic, no descarta como buenas opciones probar a Garuba o Christopher en G League. Personalmente me parecería un fracaso que, dado el punto en el que se encuentra ahora mismo la franquicia, tuviese que destinar a un joven adquirido en primera ronda a la liga de desarrollo.

Todavía más si tenemos en cuenta que John Wall no comenzará la temporada regular en Texas. Esta parecía una buena oportunidad para que el base terminase de dejar atrás sus problemas físicos mientras hacía de mentor de grupo y los Rockets celebrasen una hipotética revalorización buscándole acomodo a su mastodóntico contrato. Pero franquicia y jugador ya están oteando nuevos destinos para Wall.

El que sí tiene una situación similar es Eric Gordon, veterano que aún podría ser muy aprovechable por otras franquicias pero que los Rockets no tendrán urgencia en buscar acomodo en otros lares a falta de tres años para ser agente libre. Si una vez arrancada la temporada llega una oferta de valor por él bien, pero no supondría ningún drama mantenerle en plantilla a un año vista y sin mayores obligaciones salariales a corto plazo. Además, al contrario que con Wall, su presencia en cancha no influye tanto en las conductas de juego, por lo que no debería suponer un escoyo en el crecimiento de la prometedora línea exterior.

Su impacto saliendo desde el banquillo podría ser importante, otorgando algo de ese balance necesario entre juventud y veteranía a un grupo que, si bien no está en posición de sumar muchas victorias, haría bien en ir escrutando el camino hacia ellas cuanto antes. Ahora bien, no esperaría que Gordon rindiese a un nivel parecido al de sus mejores años. En casos como el suyo, de jugadores veteranos que ya tienen un buen salario asegurado en un equipo del fondo de la liga, lo más normal es esperar que la desmotivación le haga jugar un par de marchas por debajo a la espera de que llegue un traspaso que le saque de allí.

Con todo, la temporada de Houston Rockets resulta excitante porque uno no sabe qué esperar de ellos a nivel de juego formal. Pero la previsible pila de derrotas que acumulen a final de temporada hará que el interés decaiga según pasen las semanas.

El jugador a seguir

Jalen Green es el principal atractivo del equipo no solo por ser el número dos del pasado draft, sino porque promete ser un talento de impacto directo a pesar de su juventud. El primer jugador de la historia del draft que llega desde la G League es también el anotador más versátil de una camada que llega con grandes expectativas. Su rasgo más llamativo es el elástico físico del que hace gala, que le permite ser un jugador muy eléctrico capaz de atacar el aro con rectificados inverosímiles. Pero también castigar desde la media o larga distancia.

Será interesante ver qué cuota de balón tiene en sus manos, ya que la mayoría de sus puntos llegan desde el bote y, presumiblemente, compartirá muchos minutos con Wall y Porter Jr. en pista, dos jugadores que gustan de absorber protagonismo con el esférico. Quizás, dada su tendencia al caos, sea beneficioso para él no ser el principal generador con balón y enfocarse más en ejecutar por la vía rápida.

Además, Green llega a la liga con carácter de estrella, de jugador que se hace notar. Días previos al draft ya estaba flirteando con la idea de formar pareja con Porter Jr. y poco después mandó un dardo a Detroit que le sitúan ya como enemigo público en la ciudad del motor. Solo el futuro dirá si su duelo con Cade Cunningham termina siendo una rivalidad generacional, pero de momento habrá que discernir qué jugador dibujan sus primeros pasos en la liga.

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, deja un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2020-21.

Qué miedo dan estos equipos plagados de jóvenes. Miedo al espectador, digo. Porque algún día pueden alinearse los astros y meter 120 puntos a cualquiera, pero estos Rockets deberían ser el típico ‘conjunto’ que pierde 60 partidos en temporada regular porque ni por experiencia, ni por equilibrio en la plantilla, ni por objetivos —¿Cuáles son? ¿Desarrollar talento? ¿Que brille algún veterano para traspasarlo? ¿Apostar o no por Kevin Porter Jr.?— deberían aspirar a mucho más. Veo improbable que los Rockets vayan más allá de la 14ª posición del Oeste.

Próximo equipo analizado: Detroit Pistons.

(Fotografía de portada de Ethan Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.