Utah Jazz: simplemente la mejor defensa

Vivimos en la liga de los triples, los contraataques, las posesiones rápidas… pero no sólo de dulce vive el hombre. Utah , una franquicia que lleva décadas caminando sobre la seriedad, se resiste a ese cambio de sentido de la manera que mejor sabe: apretando los dientes y bajando el culo.

Tras doblegar a los Cavaliers de manera brillante, los dejaron en 92 puntos cuando promedian 109,8, los hombres de se han convertido en la mejor defensa de la NBA con un rating defensivo de 101,4 puntos recibidos por cada cien posesiones. Jugar contra ellos ya no es un partido más, es una pesadilla.

¿Cómo lo han conseguido? Trabajando. Más allá de las cualidades defensivas de sus hombres –Rudy Gobert promedia 2,5 tapones por noche–, los de Salt Lake City cortocircuitan las líneas de pase del alumno más aventajado. Con ello, permiten únicamente 17,6 asistencias en sus rivales (le siguen los Grizzlies con 19,5). Eso ocurre si quieres buscar a un compañero, pero si lo que deseas es tirártela porque tú lo vales, la cosa no mejora, ya que los que se enfrentan a ellos se quedan de media en un 42,9% en tiros de campo –nuevamente son los mejores de la liga–.

Aún habrá quien pensará que esto es casualidad. Nada de eso. Roma no se construyó en un día y el muro de Snyder tampoco. Echando la vista atrás, exactamente a la campaña 2013-14, la última de Tyrone Corbin al mando, nos encontramos ya no con que eran peores evitando canastas –sabemos que sería así–, sino con que no había nadie que defendiera peor que ellos en la NBA. Al año siguiente llegó Snyder y todo fue mutando. He aquí la relación.

AñoRating def.Puesto ratingEntrenador
2013-14109,130ºTyrone Corbin
2014-15102,112ºQuin Snyder
2015-16101,6Quin Snyder
2016-17101,4Quin Snyder

Con esa impresionante progresión, reciben a día de hoy únicamente 94,9 puntos por partido en una liga en la que sólo tres equipos mantienen a sus rivales por debajo de los 100. El segundo, los Spurs, están a casi tres puntos (97,8). La lista de elegidos la cierran los Grizzlies con 98,6.

Ya pongamos que defiendes duro, que consigues que tu rival las falle. Bien. Pero falta un detalle, el rebote hay que capturarlo. En esta labor tampoco patinan los de Utah. Son el cuarto equipo que menos rebotes permite en sus rivales con 41 por noche. Con ello logran que las segundas oportunidades sean un bien preciado para su contrincante, que se queda en 11,8 puntos por este camino; es decir, son el quinto conjunto que menos recibe en este apartado estadístico.

¿A contracorriente?

El small-ball se ha extendido. Raro es el equipo que lo no usa asiduamente. Los Jazz por su parte tiran de ala-pívot (Derrick Favors) y pívot (Rudy Gobert) para empezar cada batalla. Con esa tradición se han resistido igualmente a cambiar su estilo en busca del espectáculo ofensivo, porque el que dan ellos, el de secar a quienes se ponen delante, es igual de bello y sólo propiedad de unos pocos elegidos.

Estadísticas de NBA.com





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.