La regla de los 38 años

En el verano de 2017, Nenê Hilario fue el protagonista directo de un relato que puso sobre la mesa una norma no muy conocida dentro del colectivo de la NBA: la regla de los 38 años. El pívot brasileño aceptó una oferta de los Rockets para seguir en Houston cuatro temporadas más, a razón de 15 millones dólares en total. Buena oferta, buen contrato para un jugador que a sus 34 años afrontaba la recta final de su carrera y se disponía a firmar su último gran acuerdo. Todo parecía en orden, hasta que apareció el nuevo convenio de la CBA, aprobado en diciembre y que entraba en vigor el 1 de julio, para paralizar la operación.

La regla Over-38 previene que equipos puedan dar contratos de cuatro temporadas a jugadores que cumplan 38 años antes del 1 de octubre de su último año de contrato.

En el antiguo convenio de la CBA, el que resolvió el cierre patronal de 2011 y estuvo en vigor hasta la 2016-17, ya existía esta norma, pero se acortaba a los 36 años. Así, un jugador no podía firmar un acuerdo por cinco cursos si en el último de ellos cumplía esa edad. La fuerza negociadora de dos veteranos como LeBron James y Chris Paul permitió estirar el rango de edad hasta los 38 años y cuatro campañas.

Sin embargo, a Hilario le dio igual, porque por unos días, el brasileño estaba dentro de la Over-38. El pívot cumple años el 12 de septiembre, de modo que si hubiera nacido simplemente unas semanas después, en octubre, sí que podría haber firmado la oferta de los Rockets. Finalmente, Nenê suscribió un contrato por tres cursos y 10,9 millones de dólares, lo que en términos económicos le reportaba un salario medio anual muy parecido al que habría sido con el acuerdo de cuatro años, pero que en el cómputo total de las nóminas a percibir le dejaba cuatro millones por el camino. La Over-38 impedía al jugador ganar 15 millones en cuatro cursos y le obligaba a percibir únicamente 10,9 en tres temporadas.

¿Por qué esta norma?

La NBA tuvo que ceder ante las presiones lideradas por James y por Paul para estirar la Over-36 y convertirla en Over-38, pero consiguió mantener en el convenio de la CBA una norma que va directamente contra las maniobras de las franquicias para jugar con la masa salarial. Muchos equipos dan acuerdos a veteranos por cuatro años, incluso sabiendo que el último de ellos no lo van a disputar. ¿Qué buscan con esto? En la mayoría de los casos, bordear el límite salarial mediante ese año extra que pagan pero que el jugador seguramente no juegue.

Una herramienta más para moverse en los márgenes tan exiguos que van desde ser pagador del impuesto de lujo a no serlo, desde superar el tope salarial o no hacerlo, y contra el que la NBA toma medidas, si bien el hecho de haber sido alargado hasta los 38 años en lugar de los citados 36 supone un triunfo del colectivo de jugadores.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.