Anthony Bennet está dispuesto a jugar en la Liga de Desarrollo

2.4 puntos, 2.2 rebotes y un 26.9 % en tiros de campo en 10 minutos por partido. Ese es el balance numérico del actual nº1 del draft en dos meses y medio de competición; unos guarismos que mantienen en alerta a unos Cleveland que esperaban una mejor progresión de su jugador y que, tras descartarlo a mediados de noviembre, vuelven a plantearse la posibilidad de enviar a Anthony Bennet a la D-League. El jugador, por su parte. no se opondría a ello a tenor de sus declaraciones.

“Es algo sobre lo que he pensado, claro. No es mala idea bajar ahí con la posibilidad de jugar mucho, saltar a la cancha y ganar confianza“, señaló en declaraciones al Cleveland Plain Dealer antes de justificar su nivel en la imposibilidad de hacer una buena pretemporada. “Estoy en un proceso de aprendizaje y sólo puedo trabajar duro. Soy paciente. Me perdí todo el verano debido a la cirugía, así que estoy un poco atrasado en todo. No se me ha visto mucho en los partidos, pero estoy trabajando duro en los entrenamientos. Estoy en mejores condiciones; incluso he perdido peso”.

La llegada de , que absorberá muchos minutos desde la posición de tres, puede suponer el último empujón para que Bennet sea enviado a la D-League con la intención de que se reencuentre con su baloncesto.