Barnes sigue viendo a Nowitzki como jugador franquicia de Dallas

ha sido y es el emblema de Dallas . A estas alturas de su carrera nadie va a poner en duda su estatus dentro de una franquicia a la que le ha dado todo; sin embargo, ha llegado el momento –y no hace cinco minutos– de que otro jugador tome las riendas.

Conocedor de ello, Mark Cuban no dudó en firmar a en verano de 2016. La intención del propietario de la franquicia de Texas era que éste fuese haciéndose con el papel de líder, de jugador franquicia. La cuestión es que el ex de los Warriors parece retrasar ese bautizo hasta el mismo día que se retire el alemán.

“Cuando firmé aquí ya dije que esta sería la franquicia de Dirk hasta el día que se retire por todo lo que hizo. Sin él, yo no estaría aquí”, asegura a Eddie Sefko de SportsDay.com.

¿Dejadez de funciones o simple respeto? Quitarle el puesto a Nowitzki a nivel moral es impensable, pero en lo que se ciñe a baloncesto no debería dudarse. No lo digo yo, fue el alemán quien así lo expresaba en junio al nombrar a su compañero nuevo líder de los Mavericks. Pero por si sus palabras nos bastasen, este año está firmando las peores estadísticas desde su año rookie.

Comienzo dubitativo

Tras vivir en ese océano de posibilidades que otorga tener al lado a Stephen Curry y Klay Thompson, Barnes se vio por primera vez con el peso de un equipo sobre sus hombros durante el curso 2016-17. No estuvo mal, fueron 19,2 puntos por noche, pero tampoco deslumbró. En aquel momento se podía entender, pues era un chico joven que debía adaptarse a un nuevo y exigente rol. Las dudas vienen porque en la presente campaña tampoco ha mejorado sus prestaciones con respecto a la anterior: son prácticamente los mismos puntos (19,5), pero lanzando peor a canasta. Y es entonces cuando llega la pregunta definitiva: ¿tienes las cualidades necesarias para ser jugador franquicia de Dallas?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Varios equipos llaman a Clippers por DeAndre Jordan

Ben Simmons, baja contra Orlando Magic

Siguiente