Blake Griffin sigue despertando interés entre los equipos


Blake Griffin entró hace tiempo en ese grupo de jugadores cuyas carreras parecen irse diluyendo. Es obvio que aún le quedan años de baloncesto y que la situación era exactamente la misma cuando fue traspasado en enero de 2018 de Clippers a Pistons, pero el hecho de dejar de estar en un contender –parece el eterno techo en el conjunto angelino–, así como las últimas lesiones que ha sufrido, le ha alejado de los focos hasta llegar a situarlo a la sombra de los grandes nombres del momento. ¿Quiere decir esto que los equipos se han olvidado de él? No.

Según señala Zach Lowe de ESPN en su podcast, muchos equipos le han preguntado personalmente pos la situación del ala-pívot All-Star, lo que le lleva a reseñar que aún hay mercado para él, bajo la creencia de que puede ayudar a un equipo a ganar. Sobre el valor que tendría de cara a que Detroit lograse algo jugoso, entiende que sacar una primera ronda del draft sería factible.

Puede no andar desencaminado. En su primer curso completo con la franquicia de Michigan, el 2018-19, Griffin llegó a ser All-Star firmando un promedio de 24,5 puntos (tope de su carrera), 7,5 rebotes y 5,4 asistencias disputando un total de 75 partidos. Esa buena línea se truncó en la última temporada. Las continuas lesiones solo le han dejado estar sobre la cancha en 18 encuentros para quedarse en 15,5 puntos y 4,7 rebotes.

Hay dudas con su estado físico. Aunque en mayo se anunció que estaba listo para volver a las pistas, el que haya pasado por el quirófano para solucionar ciertos problemas en su rodilla izquierda no es la mejor carta de presentación. Si algún equipo quisiera hacerse con él lo haría a ciegas, ya que no ha jugado un partido NBA desde el 29 de diciembre de 2019.

A tal dilema de salud hay que sumar el enorme contrato que debe percibir. Para ser exactos, hablamos de 75,6 millones de dólares por dos temporadas, entendiendo que hará efectiva su opción de jugador por valor de 39 millones de cara a la campaña 2021-22. Los datos lo convierten en una apuesta arriesga por su alto coste. Con 31 años, y habiendo basado gran parte de su juego en el físico, es difícil que a sus 31 años Griffin vuelva a ser el jugador que deslumbró en su etapa con Los Angeles Clippers.

(Fotografía de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.