Cuarta victoria consecutiva para Dallas en el regreso de Porzingis


Kristaps Porzingis está de vuelta. El letón, que se perdió los nueve primeros partidos de los suyos debido a la operación de rodilla a la que se sometió en octubre, hizo su debut esta temporada en la victoria de los Mavericks en Charlotte por 93-104, resultado que hace a los texanos encadenar cuatro triunfos consecutivos. De esta forma, la temporada de Dallas parece ir recuperándose de su pobre inicio, pues los de Carslile son ya sextos del Oeste con un balance de 6-4.

Pese a poder disputar solo 21 minutos debido a restricciones médicas, Porzingis lució bastante bien, y evidenció que, al menos en la larga distancia, su muñeca no ha perdido su efectividad durante su ausencia. Aunque terminó con un 6/16 en tiros de campo, el ala-pívot logró anotar cuatro triples con un 44,4% de efectividad desde el perímetro, lo que le ayudó a llegar a los 16 puntos con los que terminó el encuentro. No obstante, esta no fue la única faceta en la que las sensaciones fueron bastante positivas, ya que Kristaps cuajó un debut bastante sólido en general que le hizo terminar satisfecho con su rendimiento.

“He hecho todo lo que he podido en los minutos que he tenido, y a veces querer ser tan agresivo no ayuda a tomar las mejores decisiones” afirmó tras el choque. “Sin embargo, está bien, es parte del proceso. Quería volver a la pista y ser agresivo durante todos los minutos que estuviese en ella. Lo más importante es que en mi primer partido nos hemos llevado una victoria. Ahora toca pensar en el siguiente y en ir cogiendo ritmo para que todo vaya siendo más fácil y recuperemos algo de química”.

Doncic sigue dominando

No obstante, si el regreso del letón atrajo la atención durante los primeros minutos, Luka Doncic no tardaría demasiado en empezar a acaparar los focos de nuevo con otra actuación magistral. El esloveno volvió a coquetear con el triple-doble al terminar con 34 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias, números a los que, por si fuera poco, añadió 4 tapones, 2 robos, y un 5/9 en triples, su mejor dato de acierto exterior de lo que va de curso. El base da la sensación de ir a más en cada partido, y su noche llevó a Rick Carlslie a decir que “tiene la oportunidad de ser uno de los mejores de la historia”.

Luka comandó así a unos Mavs que dejaron el partido muy encaminado desde muy temprano, ya que arrancaron con un parcial de 16-32 en el primer cuarto que les hizo abrir una brecha que ya no se cerraría. Los texanos fueron siempre por delante, y Charlotte no logró prácticamente nunca acercarse lo suficiente en el electrónico como para que la remontada se antojara como una posibilidad real, concediendo a Dallas un triunfo relativamente plácido en una noche plagada de buenas noticias para ellos.

Por parte de los locales, Terry Rozier fue el hombre más destacado con 18 puntos, seguido de cerca por los 16 que anotaron tanto Gordon Hayward como P.J. Washington. Quien no estuvo tan fino LaMelo Ball, que se quedó en 4 tantos, los mismos que Miles Bridges, lo hizo que la segunda unidad de los de Borrego apenas sumase y dificultó enormemente sus opciones de victoria.

(Fotografía de portada: Jared C. Tilton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.