Curry, cómodo siendo el principal objetivo del ataque de Houston

“Si fuera el entrenador contrario y viese delante un quinteto con , Klay Thompson, Kevin Durant, Andre Iguodala y Draymond Green, es muy probable que fuera a por mí”. Con esas palabras, el dos veces MVP se muestra comprensivo ante el hecho de que los busquen una y otra vez su emparejamiento en ataque. Y es mejor que así sea, ya que nada hace indicar que eso vaya a cambiar en los próximos partidos.

Houston, un equipo que ha basado gran parte del éxito de su temporada en los aclarados para y Chris Paul, no va a renunciar ahora a su estilo; es más, lo está subrayando. En el primer encuentro ante los realizó más del doble de jugadas de aclarado de las que promediaba en temporada regular. Fueron exactamente 45, un número que no habían alcanzado en ningún partido de los últimos cinco años. Esos datos no asustan a Curry, quien confía en su capacidad para frenar las acometidas rivales.

“Cleveland lleva haciéndolo años. Mi objetivo, si realmente quieres dejar de lado tu ataque habitual para colocarme en emparejamientos desfavorables, es asegurarme de conseguir frenar suficientes acciones durante los 48 minutos. Es un arma de doble filo. A veces te van a anotar. Es la NBA y hay muchos chicos con talento. Harden promedió 30 puntos por alguna razón. Pero al final, como he dicho, voy a pararlo las suficientes veces para que ese enfrentamiento de convierta en algo ventajoso para nosotros en el transcurso del juego”, explica a USA Today.

Los datos

Curry puede tener razón. En el primer choque ante los de Texas Harden solo hizo 12 de sus 41 puntos ante él, quien además provocó hasta seis fallos de La Barba cuando estuvieron emparejados. Para darle más aplausos a Curry, cuatro de esos errores de Harden llegaron en los dos últimos minutos de partido. Curry puede parecer el eslabón débil en defensa, pero no lo es tanto como querrían en Houston.