Fiesta en Philadelphia: los 76ers pasan de ronda

Quién lo iba a decir hace apenas dos años. El peor equipo, ganador de apenas 10 partidos, clasificado para semifinales de conferencia 24 meses después. Philadelphia ha cumplido los pronósticos y ha eliminado a Miami por 4-1 tras vencer a los por 104 a 91 en el quinto partido de la serie.

En medio de un ambiente festivo durante toda la noche animado por la presencia de actores, cantantes, empresarios y políticos como Kevin Hart, Meek Mill, Jeffrey Lurie o Tom Wolf, los dieron un gran paso en la consolidación de un proceso de reconstrucción que ha sido muy duro en los últimos años. Y tras tanta miseria es entendible que la fiesta comenzase en el Wells Fargo Center nada más sonar la bocina de los 48 minutos.

Los 76ers volvieron a seguir el guión marcado por la serie al ganar su noveno cuarto consecutivo contra Miami en lo que a segundas partes se refiere. Tras una primera parte igualada a más no poder, los locales se distanciaron el marcador marcando diferencias en el tercer periodo (34-20) mientras los cánticos de la grada decían “Trust the Process!”.

, 19 puntos y 12 rebotes, y , 14 puntos, y 10 rebotes, fueron el duo dinámico que marcó el ritmo de Philadelphia en diferentes partes de la noche y el máximo anotador fue con 27 puntos con solo 13 tiros de campo. Simmons es el primer novato que lidera a su equipo en asistencias en todos los partidos de una serie de playoffs desde que lo hiciese Dwyane Wade en el año 2004 según NBA Stats.

Miami tuvo a cinco jugadores por encima de los 10 puntos, siendo el más efectivo con 18 tantos. 8 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y 1 tapón. Goran Dragic aportó 15 puntos y 5 asistencias, protagonizando además un polémico momento al golpear en la cabeza a Ben Simmons cuando el australiano estaba atacando. La acción costó al esloveno una técnica y a los Heat 4 puntos que ampliaron su desventaja en el marcador. Josh Richardson apenas pudo disputar 7 minutos debido a su lesión en el hombro izquierdo y Dwyane Wade se quedó en 11 puntos.

A la espera de conocer rival

Los 76ers han ganado 20 de sus últimos 21 partidos y ya esperan a la finalización de la serie entre Boston y Milwaukee para saber cuál será su rival en semifinales de conferencia.

Tras ganar su primera eliminatoria desde el año 2012, en Philadelphia no se dan por satisfechos y quieren más. “Tenemos que hacer más, tenemos que dar más”, dijo el entrenador Brett Brown, quien terminó duchado de refrescos y batido de chocolate por obra y gracia de sus pupilos. “Son el futuro de la NBA”, añadió Wade.

“Le prometí esto a la ciudad”, comentó un eufórico Embiid. En unos días, más Proceso.