Harden aparece en la prórroga para dar el triunfo a Houston sobre Detroit

Un parcial de 12-8 en la prórroga y 10 de esos puntos con la firma de fueron decisivos para que Houston venciera en su pista a unos combativos que no supieron resolver al final (100-96).

Hasta el tiempo extra, el partido de Harden fue tremendamente discreto, con 11 puntos y muy errático en el tiro. Pero cuando tocó aparecer, La Barba lo hizo por todo lo alto para anotar esos citados 10 tantos, 8 de manera consecutiva, que lanzaron a los en los cinco minutos adicionales. Registró 21 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias, 2 robos, 2 tapones y, eso sí, un 4/20 en tiros de campo y un 0/8 en triples. Sin embargo, su 13/18 en tiros libres ayudó, principalmente en la citada prórroga, donde además una mano suya fue decisiva para que perdiera el balón camino hacia la canasta. El partido se le hizo muy largo a Detroit.

Griffin y Harden, por cierto, se habían cruzado ya al inicio del tercer cuarto, cuando el ala-pívot de los Pistons colocó el pie debajo del salto de Harden, una acción parecida a la famosa de Zaza Pachulia sobre Kawhi Leonard y que le costó al de los Pistons una flagrante de tipo 1. Para esas alturas, el duelo ya se batía en unos niveles físicos y de intensidad que rozaban lo legal o directamente lo sobrepasaban, pero estos colegiados eran de dejar jugar.

Parcial de 0-11 para llegar a la prórroga

Endurecer el encuentro y agotar al rival fue una herramienta útil para los Pistons, muy combativos durante toda la noche y a los que su defensa ayudó a estar en el encuentro a pesar de los reiterados fallos en los tiros libres y del bajísimo acierto en triples que llevaban los de Michigan en el tercer cuarto (2/23).

Ese trabajo defensivo, unido al buen acierto coral de los Pistons y al empuje de , con muy buenos minutos pero siguiendo la línea mala en los triples (0/5 para un 6/38 final de los Pistons), tuvo como resultado un 0-11 de parcial en los instantes finales que permitió a Detroit entrar en el partido e incluso tener, en manos de Griffin, la pelota para ganarlo. Falló, como también falló Harden en la última jugada. No lo haría después, en una prórroga demoledora para los intereses de los Pistons, que se pueden despedir ya de las pocas esperanzas que tenían de entrar en los playoffs del Este. Houston, por su lado, se afianza como líder del Oeste y su 58-14, con siete triunfos seguidos, le da el mejor balance de toda la NBA en la 2017-18.