Ingram y Van Gundy enfatizan los triples para salir de la mala racha


La NBA cambia año a año. Las condiciones de sus jugadores, las nuevas formas de jugar al baloncesto y el aumento de nivel que hay en cada generación hacen que este deporte mantenga una progresión constante. Y es una evidencia que el acierto radical conseguido desde la larga distancia esta marcando la última década de la mejor Liga del mundo. Cada vez los equipos abusan más del tiro de tres y de posesiones más cortas para aumentar sus parámetros ofensivos, por lo que queda demostrado que el espacio y la efectividad son las claves para dominar esta competición tan exigente.

No obstante, todavía hay equipos reacios a estas nuevas tendencias. Este es el caso de los New Orleans Pelicans, quienes, por configuración de plantilla y por sistema ofensivo, son uno de los equipos con peor promedio en triples. El hecho de combinar a Lonzo Ball, Steven Adams o Zion Williamson entre otros supone un problema en el que hasta ahora es el apartado más importante en la NBA. Los de Louisiana son antepenúltimos en triples anotados, penúltimos en porcentaje de tiros de tres puntos y tan solo Eric Bledsoe supera el 40% en estos lanzamientos. Un obstáculo para su producción interior y que están pagando caro en sus últimos encuentros, en los que suman seis derrotas de siete posibles.

Ante estos hechos, Brandon Ingram ha querido pronunciarse. El ex de Los Angeles Lakers es el líder dentro y fuera de la cancha en los Pelicans, y no se ha cortado al hablar de los causantes de la mala racha del equipo: “Tenemos que tirar más triples”. Los de Stan Van Gundy son el tercer equipo que menos suerte prueba desde más allá de la línea de tres con 30,1 intentos por choque. Solo por delante de los New York Knicks y los Cleveland Cavaliers, dos equipos lejos de su nivel y con ritmos de partido más orientados a encajar pocos puntos que a desplegar su potencial ofensivo.

El head coach también ha recalcado este aspecto, y es que los de New Orleans no solo son un equipo que anota pocos triples, también permiten demasiados a sus rivales. Stan Van Gundy, después de la derrota ante los Utah Jazz, enfatizó en la necesidad de hacer ajustes y cambios defensivos para que sus contrincantes no anoten triples tan fácilmente. Actualmente son el equipo que más lanzamientos desde la larga distancia recibe, tanto anotados (16,2) como intentados (42,7). En lo que llevan de temporada, los Pelicans han recibido 210 triples, y tan solo han anotado 128.

(Fotografía de portada de Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.