Irving sobre Durant: “Está en un equipo increíble y encima es el mejor de ellos”

lleva dos años escuchando, casi de manera constante, críticas hacia su decisión de irse a los . Ni el largo tiempo que ha pasado desde entonces ha servido para remitir una opinión que, a grandes rasgos, se ha basado en señalar que su marcha a Oakland supone desequilibrar demasiado la balanza con respecto al nivel del resto de equipo de la competición.

Sin embargo, durante una entrevista de para The Ringer, el base de los Celtics ha querido aportar un nuevo punto de vista a esta situación que, mediáticamente hablando, parece enquistada.

“Me encanta jugar contra él, pero también verle jugar. Su presencia en cancha es, a la vez que modesta, una forma de dominar los partidos. Lograr treinta y tantos puntos es algo fácil para él, pero luego te da 8 ó 10 asistencias en otros partidos, atrapa 14 rebotes como pasó en las Finales. O como en el Game 4 en el que tuvo un triple-doble”, empezó explicando Irving.

“Creo que él se ha dicho a sí mismo: ‘Vale, ya he logrado el campeonato. Ahora podré centrarme en jugar’. Y ahí es cuando empieza todo el mundo a atacarle, con cosas como: ‘No has hecho lo suficiente, no eres esto, no eres lo otro’. Les diría, chicos, dadle un respiro. De veras, dadle un respiro. Sí, él está en un equipo increíble, pero también es el mejor jugador de los Warriors”, añadió.

Decidir tu futuro como jugador

Irving incidió en que Durant había podido decidir cómo quería que fuera su futuro, algo que hoy día es realmente difícil de ver en un jugador de la NBA y que, cuando se produce, lo que se debe hacer es respetarlo.

“Sí, estoy feliz por él. Al final, si puedes controlar tu experiencia, es lo que él buscaba. No seré yo quien se oponga a que una persona pueda decidir sobre su vida. Lo cual sirve para explicar por qué yo defendí esta postura cuando se dio mi traspaso. Era como, ‘No, no estoy tratando de imponer mi propia verdad, sino tratando de averiguar qué hacer con mi vida’. No se trata de faltar el respeto a nadie más, pero era la decisión que tenía que tomar para mí. Hay gente que lo entiende y otra que no, pero al final de todo eso es algo que realmente no importa”, terminó de explicar Irving.