Un Isaiah Thomas de leyenda coloca el 2-0 para Boston

La mayor anotación en playoffs desde 2003, justo en el día en que su fallecida hermana Chyna habría cumplido años. bordó ayer la mejor noche de su carrera deportiva. Por escenario y momento, los 53 puntos de anoche ante los (129-119) le colocan en un lugar elegido, no sólo para los , sino dentro de la NBA.

Entre el último cuarto y la prórroga, porque esta maravilla de serie nos brindó un tiempo extra que permitió a los aficionados cinco minutos más de disfrute, Thomas metió 29 tantos para completar esa hoja estadística de 53 puntos (18/33 en tiros). “Hoy mi hermana cumpliría 23 años, así que lo mínimo que podía hacer era jugar por ella”, relató el base tras su exhibición, con 20 puntos en el último parcial y otros 9 en la prórroga.

Thomas no sólo engrosó su registro anotador, sino que encestó en un momento clave, cuando los Wizards parecían destacarse definitivamente con 104-110 tras un parcial de 0-9. Ahí, Pizza Guy enchufó un triple y repartió una asistencia letal a Terry Rozier, para enviar el partido más allá de los 48 minutos.

Insuficiente Wall

Es el líder de los Wizards y lo volvió a demostrar con otro majestuoso trabajo. Sus 40 puntos y 12 asistencias no sirvieron para que los de la capital se llevaran un triunfo de Boston. Y los datos no hablan en favor de ni de Washington, puesto que jamás los Celtics han desperdiciado un 2-0 a favor en unas eliminatorias por el anillo (34-0 de balance). A pesar del 29-42 con el que se cerró el primer cuarto y de los 19 puntos de Wall en este tramo, los Wizards no pudieron sostener la ventaja, que se quedó en un corto 64-67 al descanso.

Éxito en el desconcierto

Está siendo una batalla muy dura la batida entre Boston y Washington. Para muestra, el cabezazo de Thomas sobre Otto Porter Jr durante el tercer cuarto, justo en otro momento de despegue de los Wizards, que con un parcial de 14-3 volvía a comandar el marcador (67-81). Pudo ser una jugada intencionada o no, pero lo cierto es que tras una técnica para cada equipo, Boston sacó partida del tumulto y se volvió a conectar, ya de forma definitiva, en un encuentro que hizo suyo y que le coloca a un paso de las Finales de Conferencia.