J.J. Barea lanza a Puerto Rico al oro del Centrobasket

El ocupado verano de se ha iniciado de la mejor manera. El base de los inició el camino que espera acabar en Río de Janeiro liderando a Puerto Rico a proclamarse campeón del Centrobasket. La selección boricua recupera así tras 6 años el cetro del campeonato que reune a los mejores equipos de Centroamérica y el Caribe, tras derrotar al hasta ahora vigente campeón México por un ajustado 84-83.

El ala-pívot , cuyos derechos NBA han pasado por varios equipos desde que fue elegido en el draft de 2005 por los Blazers, anotó la canasta ganadora a 24 segundos del final con un triple, pero Barea fue el héroe de Puerto Rico. El base acabó con 17 puntos, 9 asistencias y 3 robos de balón, siendo elegido también como el MVP del torneo. Es la segunda vez que Barea se proclama como mejor jugador del campeonato tras lograrlo en la edición de 2008. Su próximo objetivo será liderar a Puerto Rico a ganar un pasaporte a Río 2016 en el Preolímpico de Belgrado que se disputará a partir del 8 de julio.

Por México, en ausencia del MVP de 2014 Gustavo Ayón (quien tuvo que renunciar para disputar la final de la liga española con el Real Madrid), el mejor jugador fue , quien incluso sumó un triple-doble en la fase de grupos contra Bahamas. El base de los , eso sí, no tuvo su actuación más brillante en la final, acabando con 8 puntos y 5 pérdidas de balón. El podio del torneo lo completó República Dominicana, ganando en el duelo por el bronce a la organizadora Panamá.

Dos jugadores de futuro

El Centrobasket sirvió también para ver a un candidato a ser número 1 del draft de 2018. El pívot , considerado como el mejor jugador de high school de la clase de 2017 por ESPN y Rivals.com, disputó el torneo con la selección de Bahamas. El joven jugador, de 17 años, no decepcionó en su debut con los mayores, siendo el máximo reboteador del torneo (11,0), el segundo máximo taponador (3,5) y el tercer máximo anotador (16,0). Su dominio físico y su espléndida defensa le hicieron destacar pese a su temprana edad y una selección de tiro algo mejorable especialmente desde fuera de la pintura. No es la primera vez que Bahamas lleva un futuro NBA en sus filas. En 2014, el máximo anotador del torneo fue Buddy Hield, elegido recientemente por los Pelicans como la 6ª elección del draft.

A su vez, otro jugador joven con potencial para aspirar a jugar en la NBA aprovechó el Centrobasket para firmar una espléndida actuación. El pívot dominicano , uno de los mejores jugadores de la universidad de Seton Hall tras dos años en la NCAA, lideró a su selección al bronce siendo el máximo anotador (12,5 puntos) y reboteador (7,3) de su equipo. En ausencia de sus NBA Al Horford y Karl-Anthony Towns, la República Dominicana encontró a un nuevo interior para ilusionarse de cara al futuro.

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

DeMar DeRozan solo se reunirá como agente libre con Toronto

Tom Izzo pide un cambio en el sistema del draft

Siguiente