Jae Crowder ha perdido 6 kilos este verano para llegar mejor a final de temporada

No fue un curso sencillo para . Perdió a su madre, fue parte de dos traspasos, el primero en agosto de 2017, desde Boston a Cleveland como parte de la operación -, y el segundo en febrero de 2018, desde los Cavaliers a los . Entre todas estas idas y venidas, entre todos estos tristes asuntos familiares, el rendimiento de Crowder se vio ciertamente limitado.

No obstante, la recta final del campeonato, con Crowder en Utah, dio un mejor jugador que el visto en Cleveland, donde nunca terminó de encajar. Y sin embargo, todo lo vivido por Crowder terminó por venir a pasarle factura en el último tramo del curso. En palabras recogidas por Andy Larsen, de Salt Lake City Tribune, el alero asegura que en la serie contra los Rockets, semifinales del Oeste, se sintió tremendamente cansado en la mitad de la eliminatoria. No es casualidad por tanto que tras firmar 21 y 16 puntos en el primer y segundo partido del choque contra Houston, bajara sus prestaciones a 7, 5 y 6 puntos en el resto de la serie.

Adelgazar para que no vuelva a suceder

Así que ahora Crowder no desea volverse a ver abatido físicamente en los playoffs. Por ello, como recoge el propio Larsen, ha decidido poner coto a esos problemas y ha trabajado todo el verano para perder 14 libras, unos 6,3 kilogramos. El objetivo de todo ello es ganar más fondo físico, mejorar su estado de formar y prologarlo hasta el final de curso, junto con una mayor movilidad. La ficha de Crowder para el comienzo de la 2017-18 marcaba 1,98 metros de altura y 106 kilos de peso, por lo que ahora estaría por debajo de la barrera de los 100 kilos.

Crowder, de 28 años, promedió 29,4 minutos y 10,0 puntos, 5,1 rebotes, 1,7 asistencias y 1,4 robos de balón en 11 partidos de playoffs, 2 de titular, con los Jazz durante la 2017-18.