Jamal Murray se une a la fiesta anotadora y firma 48 puntos para ganar a Boston


En la NBA que bebe récords cada noche, que vive quizá uno de sus mejores momentos de la historia, Jamal Murray quiso unirse ayer a la fiesta, al prodigio de puntos que esquina por esquina aparece en la gran liga. En unos impresionantes Nuggets, 9-1 de balance, Murray fue capaz ante Boston de anotar 48 puntos, récord personal, en el triunfo de Denver sobre Boston (115-107).

La exhibición del jugador de tercer año es algo que no se veía con la camiseta de Denver desde febrero de 2011, cuando Carmelo Anthony logró 50 puntos, y pulveriza su propia marca, cifrada en los 38 tantos logrados el 22 de enero de 2018 contra Portland. Además, esos 48 puntos son la 6ª mejor marca anotadora de siempre en un partido con Denver, dentro de una clasificación liderada por David Thompson, 73 tantos frente a Detroit en abril de 1979.

Muchos tiros para Murray

El héroe de la noche lideró la quinta victoria seguida de los Nuggets, que con 6-0 en casa muestran su fortaleza como locales. Anoche no ganaron a cualquiera, sino a todo un candidato al anillo como son los Celtics, que se quedan con 6-4 de balance y dos derrotas seguidas. En su show de 48 puntos, que igualan la mejor marca incluidos playoffs de una canadiense en la NBA (Steve Nash, eliminatorias por el anillo de 2005), Murray tiró 30 lanzamientos de campo, embocando la bola en 19 ocasiones. De ese 19/30 se extrae el 5/11 en triples. Además, 5/5 en tiros libres y 5 rebotes y 4 asistencias, aunque 5 pérdidas, su único borrón estadístico de la velada.

Inicio fulgurante

Murray anotó 14 de los primeros 16 puntos de Denver, 23 en total en una primera mitad donde al comienzo tenaz del jugador de los Nuggets debe unirse el de Boston como equipo, puesto que los Celtics llegaron a ganar en el primer cuarto por 18 puntos y lo cerraron claramente por delante (19-34).

Esos 23 puntos de Murray al descanso ayudaron muchísimo a que los Nuggets casi dieran la vuelta a la situación camino de los vestuarios (54-56) y remataran la labor después. Y es que al parcial de 35-22 del segundo cuarto se sucedió otro parecido al regreso a la pista, con un 34-25 en el tercer cuarto que hizo mucho daño a los de Brad Stevens (88-81). Y eso que Nikola Jokic, cargado de faltas, acabó con 8 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias. Es lo bueno de Denver, que puede sacar adelante partidos ante escuadras como los Celtics sin la necesidad de que su hombre franquicia lo borde. Murray, 19 puntos en el último cuarto, se encargó de dejar el éxito de los de Mike Malone en casa y de firmar la noche de su vida.

Por parte de Boston, Kyrie Irving le sostuvo el duelo a Murray y terminó con 31 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 3 robos, 1 tapón y 13/17 en tiros de campo, con 4/6 en triples. Los Celtics son con ese 6-4 cuartos del Este. Denver, 9-1, es segundo del Oeste, solamente superados por los Warriors, 10-1 y cuya única derrota llegó precisamente a manos de la franquicia de Colorado.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.