Joel Embiid y Jimmy Butler ahogan a Toronto

Los 76ers ganaron el primer duelo en casa de las semifinales del Este y toman ventaja en la serie sobre los Raptors (116-95 y 2-1). Un triunfo imponente, sonoro, marcado por el dominio local sobre Toronto y con dos figuras que sobresalieron por encima del resto: Joel Embiid y Jimmy Butler. El camerunés, espectacular tras un Game 2 marcado por los problemas estomacales, fue el líder que puso patas arriba el parqué y las gradas del Wells Fargo Center; Jimmy Buckets, con el hilo tomado del triunfo en el segundo partido en Toronto, fue el complemento perfecto al propio Embiid.

33 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias y 5 tapones. Esa fue la producción de un Embiid desatado, que fue la pesadilla por momentos para Pascal Siakam y para Marc Gasol, que hizo daño con su 9/18 en tiros de campo y con un 3/4 en triples certero, cuando más ahogaba a los Raptors. Butler rozó el triple-doble, 22 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes y asestó un par de golpes decisivos en la línea de resistencia rival.

Butler y Embiid rematan en el último cuarto

Toronto nunca fue por delante en el choque, un dato que demuestra quién dominó la velada y quién estuvo a remolque. Tras un primer cuarto de toma de posiciones (32-29), el segundo asalto vio dispararse en el electrónico a los de Brett Brown (32-24 y 64-53). Tomaban distancia los 76ers, frenados a la vuelta de los vestuarios, pero no de manera completa, por unos Raptors que vivían del acierto y del impulso de Kawhi Lenorad, 33 puntos y casi con Siakam lo único notable de los de Ontario.

Con el tanteo particular de ese tercer cuarto anotado a su favor (25-28 y 89-81), Toronto estaba con plenas opciones para los últimos 12 minutos. Entonces, 9 puntos de Butler y 10 de Embiid sumaron 19 de los 27 tantos que iban a acumular los Sixers en el momento cumbre. Aunque aquí más que una producción ofensiva aceptable hay que resaltar la defensa de Philadelphia para dejar a Toronto en 14 puntos y sentenciarlo camino del 2-1.

El domingo, nuevo episodio de estas semifinales del Este que arrancaron ganando los Raptors, que ahora lideran los 76ers y que vivirá su Game 4 de nuevo en Philadelphia. Una ciudad que no ha ganado la NBA desde 1983 frente a otra, Toronto, que busca igualar al menos su cota más alta como franquicia, aquellas Finales del Este de 2016.

“Vamos a tener que jugar bastante más duro”, señaló el técnico de los Raptors, Nick Nurse, sobre ese partido dominical. “Si no lo hacemos, las mejores cosas que intentemos hacer en ataque no importarán mucho”.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Cavaliers negociarán con el español Jordi Fernández para su puesto de entrenador jefe

Monty Williams, principal candidato para el banquillo de Phoenix Suns

Siguiente