Jordan Poole mantiene la racha de los Warriors


Aun sin Curry, Green y Wiggins, los Golden State Warriors se les apañaron para ganar a los Pelicans por 125-122. El gran responsable de esto fue Jordan Poole, quien con 38 puntos jugó el que fue con diferencia el mejor partido de su carrera y lideró a los suyos a su quinta victoria consecutiva. El escolta dejó así completamente obsoleto su antigua récord de anotación, que era de 26 tantos, consagrándose como uno de los héroes de la jornada.

Poole no solo terminó como máximo anotador, sino que fue autor de la canasta que puso a los suyos por delante a falta de 20 segundos (123-122) y de los dos tiros libres que mataron el choque después de que Nueva Orleans desperdiciase su opción de tomar la delantera. Por si fuera poco, logró terminar el partido tras sufrir una torcedura en el tobillo en el tercer cuarto que le obligó a abandonar el parqué de forma momentánea, aportando incluso una cierta épica a su actuación.

“Ha vuelto completamente encendido. Creo que esto habla de su fortaleza, de su carácter y de su deseo de ganar. Son virtudes que siempre ha tenido y son impresionantes” afirmó su compañero Mychal Mulder.

Mulder, con 28 tantos, logró también la mejor marca anotadora de su carrera. El base tuvo la siempre difícil papeleta de suplir a Curry en el puesto de base, pero con su 7/13 en triples se permitió incluso el lujo de firmar porcentajes dignos de Steph. Este no pudo jugar debido a que sigue arrastrando molestias de su lesión en el coxis, mientras que Green y Wiggins descansaron debido a problemas en el dedo y en la rodilla respectivamente.

Por el lado de los Pelicans, que tampoco contaron con Zion Williamson y Brandon Ingram por lesión, fue Nickeil Alexander-Walker quien mejor aprovechó este vacío de poder para destacar con 30 puntos. Naji Marshall, por su parte, firmó un doble-doble de 20 tantos y 13 rebotes, mientras que Jaxson Hayes fue el mejor de los suplentes con 19 puntos.

Aferrados al octavo puesto

Esta victoria permite a los Warriors mantenerse por delante de los Grizzlies, quienes también han ganado sus últimos cinco partidos, y conservar la octava posición del Oeste. Esto puede parecer un tema menor, ya que tanto la octava como la novena son plazas de play-in, pero el octavo clasificado tiene la ventaja de contar con una vida extra, es decir, de poder permitirse perder un partido en el torneo, mientras que el noveno está obligado a ganar ambos para acceder a los playoffs. Y sí, es cierto que es probable que dicha vida extra se ponga en juego ante ni más ni menos que los Lakers, pero siempre es una buena noticia contar con un colchón suficiente para permitirte un tropiezo.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.