Kanter: del “quiero ser All-Star” a estar fuera de la rotación


Definitivamente, no cuenta ni para el futuro ni el presente de los Knicks

A perro flaco todo son pulgas; Enes Kanter no pasa por su mejor momento. Y lo escribimos a modo de eufemismo. Porque últimamente le pasa de todo al chaval. El karma le empieza a deber bastante.

Sus Knicks a años luz de los playoffs e incapaces de competir, él víctima de intoxicaciones alimenticias (también siete hamburguesas… a quién se le ocurre) mientras se ve, paulatinamente, relegado al banquillo tras perder la titularidad; y todo esto con Erdogan pidiendo su cabeza en aguas internacionales, haciéndole imposible, entre otras cosas, viajar a Londres por miedo a resultar asesinado fuera de la protección que le brinda la jurisdicción norteamericana.

Aún le quedaba un bofetón más por recibir al pívot, éste de índole deportiva. Ya no solo ha perdido la titularidad con la que arrancaba el curso, si no que la situación ha alcanzado tal extremo que el center se ha visto apartado de la rotación. Jugó ayer ante OKC tras tres partidos consecutivos sin hacerlo, sí, pero lo de los Thunder más que la regla, parece que va a convertirse en la nueva excepción.

¿Perfecto para un contender?

Sin haber pedido el traspaso, sin que su rendimiento haya sufrido un revés considerable (promedia un doble-doble de 14,4 puntos y 10,8 rebotes esta temporada) y sin haber incurrido, que sepamos, en ninguna conducta indebida dentro del vestuario, Kanter se ha quedado sin sitio en estos Knicks.

Coach y cuerpo técnico lo ven fuera del proyecto knickerbocker, y este movimiento, que lo borra incluso de la segunda unidad, iría dirigido a repartir todos sus minutos en dos jugadores en quienes sí se cuenta: Mitchell Robinson y Luke Kornet.

“Soy un jugaddor. Soy un competidor por lo que quiero jugar minutos importantes. Si te fijas en lo que ha sido el curso hasta ahora, he jugado los primeros 41 partidos sin perderme ni uno. Verme ahora repentinamente fuera de la rotación, duele”, ha afirmado Kanter para ESPN.

“Amo estar aquí, pero también amo el baloncesto y lo hecho de menos. Espero que Scott Perry [general manager] y mi agente puedan solucionar esto”.

Ahora sí, parece que no hay vuelta atrás. El mercado invernal de traspasos cierra sus puertas el próximo 7 de febrero. Kanter, expiring y con una nómina este año de 18,6 millones y muchísimo básquet de ataque sin amortizar, necesita salir de Nueva York. De lo contrario su sueño de ser algún día All-Star, se irá alejando más y más.

(Fotografia de portada de Abbie Parr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.