Kevin Durant, el otro héroe que necesitaban los Warriors para no perder

Un asesino sin piedad. En sentido figurado, claro. Los ficharon a para convertirse en invencibles y eso es justamente lo que están consiguiendo.

Por segunda vez consecutiva —primera vez que ocurre en la historia de la NBA— los Warriors tienen una ventaja de 3-0 en las Finales de la NBA y están a un paso de conseguir su tercer título en cuatro años. Y por segundo año seguido ese 3-0 ha llegado gracias a Kevin Durant.

Si en 2017 el alero de los Warriors dio la vuelta al marcador con un triple helador a falta de 45 segundos de finalizar el partido en Cleveland e hizo que Golden State se pusiera 3-0, esta pasada noche se ha vuelto a repetir la película. Durant, a falta de 49 segundos para la conclusión del tercer choque de las Finales de 2018, encestó un triple desde casi 9 metros —también en Cleveland— que dejaba a su equipo 6 puntos por delante.

El 35 de los Warriors puso la guinda así a un magnífico encuentro por su parte, el mejor de cuantos ha disputado en playoffs a lo largo de su carrera hasta el momento. 43 puntos —récord personal—, 13 rebotes y 7 asistencias, números que combinados no se habían registrado en un partido de Finales de NBA anteriormente. Por el momento Durant ha disputado un total de 13 partidos de Finales NBA y en todos ha alcanzado al menos los 25 puntos.

Durant encestó 15 de sus 23 lanzamientos incluyendo 6 de 9 en triples, logrando así que las más que discretas noches de Stephen Curry y Klay Thompson (21 puntos con 7 de 27 entre ambos) pudieran pasar por alto.

Para esto le pidieron a Durant unirse a ellos, para que cuando alguno tuviera una mala noche hubiera otro para soportar el peso en ataque. Su rendimiento en el tercer partido, unido al de los dos primeros compromisos, cuando anotó 26 puntos cada noche, le dejan por el momento como el máximo favorito al MVP de las Finales con 31,7 puntos de media por partido.

“Kevin Durant es uno de los mejores jugadores contra los que he jugado. De los mejores que se hayan visto en esta liga”. Palabras de LeBron James.