Kupchak apuesta por no traspasar su 2ª elección del draft

Los , tras haber mantenido en la lotería su segunda elección del draft, empiezan a planificar un verano fundamental para salir del histórico bache deportivo de la franquicia. Entre las dudas y la rumorología sobre si la franquicia angelina buscará acelerar el proceso de reconstrucción traspasando su preciada elección, , General Manager de los Lakers, prefirió dejar claro que el plan del equipo es apostar por mantenerla.

RELACIONADO: Lakers, nueva era, nuevas caras, viejos desafíos

En una entrevista radiofónica, Kupchak dio sus motivos por los cuales considera que, hoy por hoy, quedarse con el jugador que elijan en el draft es la mejor opción. “Creo que conseguimos un buen jugador el año pasado (D’Angelo Russell), con posibilidades de que sea un gran jugador. Y creemos que, si utilizamos la segunda elección este año, lo que es nuestra intención en este momento, vamos a conseguir a otro gran jugador”, explicó Kupchak. Si nada extraño ocurre, los Lakers tendrán a su disposición a uno de los dos jugadores con mayor proyección de este draft, y , en función de quién sea el llamado por Philadelphia con la primera elección.

Kupchak también dejo claro a los equipos interesados por su número dos del draft de que el precio por va a ser alto. “Entre ahora y el draft, espero hablar con muchos de los General Managers de la liga, ya sea porque me comunique con ellos para informarme de su situación o porque ellos contacten conmigo y pregunten por jugadores que están en nuestra plantilla o incluso por esa elección”, dijo Kupchak. “Va a haber muchas conversaciones. Por lo que se me ocurre ahora mismo, no creo que haya muchos jugadores por los que trasparíamos esa segunda elección. Pueden contarse con una mano o con dos manos, pero no creo que haya muchos”.

“En un buen lugar”

Aparte del beneficio deportivo de adquirir a una posible futura estrella, Kupchak también explicó los económicos. “Una de las cosas buenas de utilizar la elección con un jugador que pueda ser muy bueno es que durante los dos o tres primeros años está atado a un salario establecido, lo cual es beneficioso para el equipo”, explicó Kupchak. “Cuando se convierten en agentes libres y su salario se dispara a $20 o $25 millones anuales, te quedas con un buen jugador, pero también utilizas mucho espacio salarial para quedarte con él y afecta a tu capacidad de formar un equipo ese año.”

Sin dar nombres, Kupchak fue ambiguo sobre la idea de que la cabeza del draft de 2016 es cosa de dos jugadores, Ben Simmons y Brandon Ingram. “Tener el número dos del draft en cualquier año es importante. Se habla mucho de que hay un bajón entre el segundo y el tercer puesto del draft. No voy a decir que estoy de acuerdo, pero si es cierto de que el hecho de haber mantenido el número dos del draft nos hace estar en un buen lugar”


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

McClinton, de promesa NBA a idear las sábanas de la liga

La dieta de Thomas para la eternidad

Siguiente