LaMelo Ball y unos sólidos Hornets dejan sin opciones a los Rockets


Los Charlotte Hornets volvieron a capitalizar con una victoria el buen momento que viene atravesando su base novato LaMelo Ball. Los dirigidos por James Borrego derrotaron por 119 a 94 a unos diezmados Houston Rockets, y consiguieron su segunda victoria consecutiva.

Después de tres cuartos medianamente parejos, una abrumadora racha de 22-1 dejó a los Hornets arriba por 21 puntos con cuatro minutos de juego restantes en el reloj. Esta corrida aniquiló a unos Rockets que terminaron el último período con solo siete puntos; a sólo uno de empatar la menor cantidad en la historia que un oponente de Charlotte marcó en un solo cuarto.

LaMelo Ball volvió a ser la figura de su equipo. El novato está superando con creces las expectativas previas a su llegada a la NBA. Esta noche terminó con 24 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias para su registrar el cuarto doble-doble de su carrera. El base de 19 años es ahora el jugador más joven en la historia de la Liga en anotar siete triples en un solo juego. Y se ha convertido en uno de los tres rookies que lo han hecho mientras reparten al menos 10 asistencias. La lista la complementan nada más y nada menos que Jason Kidd y Stephen Curry.

Pero LaMelo no estuvo solo. Los Hornets también contaron con el aporte de Gordon Hayward con 19 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias; y Terry Rozier con 15 puntos y 4 asistencias. Mientras que desde el banquillo Miles Bridges firmó una planilla de 19 puntos y 10 rebotes; con Malik Monk registrando 14 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias.

Por el lado de los Rockets, Victor Oladipo lideró a su equipo con 21 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. También destacaron Ben McLemore con 15 puntos (todos en la primera mitad); Danuel House Jr. con 13 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias; y Jae’Sean Tate con 13 puntos y 4 rebotes. Pero fue insuficiente para unos Rockets que sintieron las ausencias por descanso de John Wall y Eric Gordon, y la de su máximo anotador Christian Wood fruto de su esguince de tobillo derecho.

Charlotte destacó e hizo diferencia con el tiro desde más allá del arco. Conectó 19 de 41 intentos de tres puntos (46 por ciento), y ganó la batalla de rebotes con un demolodor 51-39. Los Rockets no pudieron capitalizar las 15 pérdidas de balón de los Hornets, y solo convirtío 11 puntos tras esas recuperaciones. Los dirigidos por Stephen Silas no estuvieron especialmente precisos en el tiro, registrando un 41 por ciento de campo y solo un 28 por ciento desde el triple (13 de 47).

La confianza de Borrego

“Creo que nuestro grupo está comprometido con el lado defensivo”, dijo el entrenador Borrego tras el encuentro. “No somos perfectos todas las noches. Houston es un rival duro y lo pasamos mal en la primera mitad. Por lo general, en la segunda mitad, tomamos medidas drásticas, aprendemos y crecemos a medida que avanzamos. Siempre decimos que nuestro último cuarto va a ser nuestro mejor cuarto defensivo del juego y esta noche lo fue. Estoy orgulloso de nuestra defensa en el último cuarto ”.

“LaMelo despide confianza. Él sabe que su tiro está entrando”, continuó el entrenador, elogiando el buen pasar de su base novato. “Eso es al menos la mitad de la batalla. Va a continuar con eso. No tiene miedo, continuará tirando. Es un gran arma para tener y establece gran parte de su juego con la forma en que puede llegar al aro “.

Los Hornets ahora viajarán a Memphis para visitar a los Grizzlies el próximo miércoles. Mientras que los Rockets continuarán su viaje por la carretera, y este martes serán visitantes de los New Orleans Pelicans.

(Fotografía de portada de Jacob Kupferman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.