LaVine se une a Jordan, Richardson y Robinson


La nueva proclamación de Zach LaVine como rey de las inclemencias para con los aros de la NBA ha aupado al joven escolta de los Timberwolves a una posición privilegiada en la historia de los concursos del All-Star.

Con su realengo renovado 365 días más –le costó sudor y sangre ante Aaron Gordon–, LaVine igualó a Michael Jordan (1987 y 1988), Jason Richardson (2002 y 2003) y Nate Robinson (2009 y 2010) como únicos jugadores con dos coronas seguidas en el Slam Dunk Contest.

El concurso de la presente edición supuso un nuevo desvelo para los altos desafíos con el mate como principal aliado. Aaron Gordon y el propio LaVine mantuvieron un pulso que llegó a la muerte súbita, con ejecuciones ni siquiera soñadas por el aficionado, y cualquiera de los dos hubiera merecido salir a hombros.

Al final, LaVine pudo revalidar su cetro por los aires merced a una actuación con disfraz de locura, mismo juicio que se puede emitir sobre las invenciones de Gordon.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.