Lebron James también se muestra crítico con el ‘load management’: “Si estoy bien, jugaré”


La polémica a raíz de los Clippers y su apuesta por el load management con Kawhi Leonard sigue siendo uno de los temas candentes en la NBA.

El alero no disputó el partido de este miércoles ante Milwaukee al cumplir los requisitos del protocolo de descanso que aplica la NBA en este caso. Sin embargo, posteriormente, unas declaraciones de Doc Rivers en las que apelaba a un buen estado de salud del jugador terminarían por costarle 50.000 dólares a los Clippers.

El último en pronunciarse al respecto ha sido uno de los grandes pesos pesados de la competición. Al igual que Michael Jordan y Steve Clifford, LeBron James se ha mostrado en contra de tal medida y afirma que en su mente no hay cabida a la pérdida de partidos por motivos de descanso.

“Si estoy lesionado, no juego. Si no, estaré en el partido. Ese siempre ha sido mi lema.”, afirmó de forma tajante la estrella de los Lakers en una entrevista para ESPN.

A sus 34 años, LeBron James viene de registrar su temporada con menor número de partidos disputados (55) a consecuencia de una lesión en la ingle que lo mantuvo en el dique seco durante 17 encuentros. Previamente, había liderado la liga en minutos por partido durante sus últimas dos campañas en Cleveland.

Así, diversas fuentes, entre ellas la propia ESPN, han confirmado que dentro de la organización angelina han comenzado una serie de discusiones internas en referencia a la distribución y dosificación de minutos de James. Un debate que el cuatro veces MVP se ha encargado de zanjar de manera unilateral.

“Habla con mis entrenadores. Sabes cuantas veces T-Lue y yo hablamos sobre ello en Cleveland cuando quería sentarme pero yo quería jugar. Si estoy sano, juego. Probablemente tenga 45 años más adelante para no jugar al baloncesto”.

Demoledor inicio de temporada en Los Ángeles

Los Lakers están protagonizando un sensacional inicio de temporada. Después del tropiezo ante los Clippers en el duelo inaugural, los angelinos han vencido sus siguientes siete partidos para situarse con el mejor récord de toda la NBA.

Mientras tanto, el tres veces MVP de las Finales está promediando 26,0 puntos, 7,8 rebotes y 10,5 asistencias en 35,1 minutos por encuentro. Durante la reciente gira lejos del Staples Center firmó tres triples-dobles consecutivos, convirtiéndose en el primer jugador oro y púrpura en lograrlo en los últimos 32 años. Además, su actuación ante los Heat le valió para unirse a Karl Malone y Kareem Abdul-Jabbar como los únicos tres jugadores en la historia de la liga en registrar mil partidos con, al menos, 20 puntos.

(Fotografía de portada de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.