Lluvia de triples de los Clippers para poner contra las cuerdas a New Orleans


Los Angeles Clippers se han resarcido de la derrota inaugural ante los Lakers con una exhibición desde el perímetro. Los de Doc Rivers establecieron esta pasada madrugada un nuevo récord de franquicia con 25 triples anotados para imponerse (126-103) con facilidad a los Pelicans.

Los de Alvin Gentry se mostraron abrumados desde el inicio. El vendaval exterior liderado por Paul George (28 puntos), Kawhi Leonard (24 tantos) y Reggie Jackson (15) se instauró en el HP Field House en una primera mitad en la que los angelinos sumaron tantos triples (16) como aciertos totales en tiros de campo su rival. Al descanso, todo el pescado estaba ya vendido (77-45).

“Pensé que era contagioso esta noche”, explicó George, quien anotó ocho triples, sobre el tiroteo de los Clippers. “Un compañero anotó un tiro, el siguiente también anotó un tiro. La pelota comenzó a volar desde todas las zonas. Estuvimos buscando al hombre abierto toda la noche.”

Esta situación fue aprovechada por Doc Rivers para repartir los minutos entre todos sus hombres, especialmente en una segunda unidad en la que todavía no están presentes Lou Williams y Montrezl Harrell. Ni falta que hizo. En menos de 28 minutos, los Kawhi, George, Morris y compañía solventaron el enfrentamiento. Próximo destino: los Suns.

Los Pelicans, contra las cuerdas

Al igual que en la derrota en la noche de apertura ante los Jazz, Zion Williamson siguió un protocolo de restricción de minutos. Ya lo había anunciado el vicepresidente de operaciones David Griffin antes del partido. El rookie apenas disputó 14 minutos y un mal apoyo durante el segundo cuarto hizo saltar las alarmas en la comitiva de Nueva Orleans. El número uno del draft de 2019 pudo regresar pero su presencia fue estéril ante el aluvión rival. Su aportación se limitó a siete puntos, mientras que Nickeil Alexander-Walker y Brandon Ingram lideraron la ofensiva con 15 y 14 puntos, respectivamente. Los 37 tantos anotados en el último cuarto tan solo sirvieron para maquillar ligeramente el sonrojante marcador.

Esta segunda derrota ha modificado significativamente las matemáticas para los Pelicans. Solo tres partidos los separaban del octavo lugar de los Grizzlies al aterrizar en Orlando. Esta diferencia ha aumentado ahora hasta los cuatro con tan solo seis encuentros por delante y tanto Blazers (30-37), como Spurs (28-36) y Kings (28-37) han superado a los de Alvin Gentry (28-38) en la tabla clasificatoria. “No podemos perder más partidos”, lo resumía Brandon Ingram de forma fulminante en unas pocas palabras.

Así, el sueño de los playoffs está muy cerca de esfumarse por completo. Los Pelicans están obligados a vencer los seis partidos que les quedan por delante y esperar a que los demás fallen. El próximo duelo ante Memphis (32-34) será vital, mientras que el resto de enfrentamientos se presenta relativamente asequible: Kings por partida doble, Spurs, Magic y Wizards.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.