Utah abre la reanudación de la temporada NBA venciendo a New Orleans


La franquicia de Salt Lake City contó con hasta seis jugadores por encima de la docena de puntos

Por fin. Tras más de cuatro meses de espera Utah Jazz y New Orleans Pelicans fueron los equipos encargados de jugar el primer partido de la reanudación de la temporada NBA en la burbuja de Orlando. Fue un momento histórico que comenzó con ambos equipos arrodillándose ante el himno de Estados Unidos, y en el que los de Salt Lake City terminarían llevándose la victoria por un apretado 106-104.

En un encuentro con un emocionante final en el que Brandon Ingram tuvo la oportunidad de dar el triunfo a los suyos con un triple sobre la bocina, fue curiosamente Rudy Gobert, autor de 14 puntos, 12 rebotes y tres tapones, quien logró tanto la primera canasta del choque como los dos tiros libres que dieron a los Jazz la ventaja definitiva en el marcador. Y decimos curiosamente porque el pívot fue francés fue quien dio positivo por coronavirus a principios de marzo dando lugar a la suspensión de la competición.

Los últimos instantes del partido tuvieron emoción, pero por un momento pareció que no sería así. Utah comenzó mejor la noche ante unos desacertados Pelicans que encadenaron pérdidas de balones con tiros fallados. En cuanto ajustaron, los chicos de Alvin Gentry no solo recortaron distancias, sino que lograron ponerse 16 puntos arriba en el segundo cuarto, mientras que en las postrimerías del tercero aún vencían por 10. No pudieron aguantar su renta. En los últimos 12 minutos se quedaron en 17 puntos para ver como eran los Jazz los que terminaban sonriendo.

Por parte de Utah el máximo anotador sería Jordan Clarkson con 23 puntos. También alcanzaron la barrera de los 20 Mike Conley y Donovan Mitchell, quienes se quedarían justo en esa cifra. En los de Luisiana fue Brandon Ingram quien destacó sobre el resto con 23 puntos y 8 rebotes, aunque como comentamos anteriormente falló el tiro de la victoria. “Parecía un buen tiro. Es una situación en la que he estado trabajando”, recalca. Tras él, J.J. Redick aportaría 21 puntos desde el banquillo y Jrue Holiday firmaría 20 más.

Zion, minutos limitados

Una de las grandes dudas de las horas previas al partido era si Zion Williamson jugaría. La estrella de los Pelicans hubo de ausentarse de la burbuja por motivos familiares y solo realizó un entrenamiento antes del partido ante Utah. Finalmente, y después de decir que se encontraba listo para estar junto a sus compañeros, New Orleans decidió dejarle jugar; eso sí, limitando su participación en pista. El número 1 del draft de 2019 disputó únicamente 15 minutos en los que anotó 13 puntos. Más allá de esa restricción, lo que más pudo dolerle es el hecho de no estar sobre el parqué para los últimos minutos, ya que a falta de 7:19 minutos fue retirado de la cancha para no volver. La situación recordó a la vivida con sus primeros partidos NBA.

(Fotografía de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.