Los 76ers ganan a los Cavs en una velada preciosa


Queremos un 76ers-Cavaliers en los playoffs, cuando sea, pero lo queremos. El espectáculo visto este viernes noche, en uno de los mejores partidos de todo el curso en la NBA, merece que haya continuación en las eliminatorias por el título.

Ganaron los Sixers a Cleveland (132-130) en un partido eterno, con una intensidad propia de los playoffs que llegan y donde estaba en juego la tercera plaza del Este, ahora en manos de Philadelphia, que si no falla en lo que le queda por delante, luego vamos con eso, terminará en esta posición cuando en unos días acabe la Temporada Regular.

Los 76ers se encumbran

Fue un show, un enfrentamiento digno de la mejor liga del mundo, con los mejores jugadores del mundo. En ambos lados hubo nombres para dignificar el deporte. Y en ambos lados fueron los de siempre, sí, pero no los únicos. LeBron James, por citarle antes por aquello de la veteranía, firmó 44 puntos (y sobrepasa ya los 31.000 tantos en su carrera), 11 rebotes y 11 asistencias. Sí, triple-doble, el 18º de la temporada y el número 73 de su carrera profesional, a solamente cinco ya de Wilt Chamberlain y la quinta plaza histórica. En el otro lado del parqué del Wells Fargo Center, el que será, salvo injusticia mayúscula el Novato del Año, Ben Simmons. El australiano también amarró un triple-doble bestial, con 27 puntos, 15 rebotes y 13 asistencias, además de 4 robos. Es el triple-doble número 12 para él. Es la tercera vez en la historia de la NBA en la que un jugador hace un triple-doble de al menos 25 puntos y otro registra uno de mínimo 40 tantos en un mismo partido, señala Justin Kubatko, de StatMuse.


Aunque sería injusto reducir todo lo visto en la Ciudad del Amor Fraternal a estos dos jugadores, ellos fueron los que capitalizaron el espectáculo. LeBron sonreía a la conclusión del choque, abrazado a Simmons y luego a un Joel Embiid vestido de calle, ya saben, sus problemas en el ojo, y sin el que los 76ers también son un equipo fiable. Las noticias sobre el regreso del camerunés siguen sin aclarar su vuelta exacta, aunque debería estar listo para algún momento de la primera ronda de los playoffs, en el mejor de los casos.

Además de James y de Simmons, en los visitantes estuvo Jeff Green, quien está haciendo uno de los mejores baloncestos de su vida en estos días. Titular, acabó con 33 puntos y 5/6 en triples, con récord anotador de la temporada para él. En los Sixers, es digna de resaltar la hoja de J.J.Redick y sus 28 puntos. El ex de Duke además remató con un triple una de las jugadas de la noche, una virguería maravillosa de Simmons que dejó de manifiesto su manejo único de los ritmos y de la técnica. Desde el banquillo, Marco Belinelli sumó 26 créditos anotadores.

Remontada inacabada de Cleveland

Los Cavaliers se fueron al descanso 23 puntos por debajo (78-55) pero llegaron a perder hasta por 30 puntos, tras dos primeros cuartos completamente sobrepasados por la fuerza arrolladora de unos Sixers lanzados hacia la que luego fue su 13ª victoria seguida. Pero les costó lo suyo y no la tuvieron en la mano hasta la última décima. El empeño de los de Tyron Lue, que ya habían remontado 17 puntos la noche previa a los Wizards, les permitió limar la desventaja con una segunda mitad formidable, hasta el punto que con un segundo por disputarse LeBron sacó tres tiros libres para empatar el asunto. Habría sido de justicia para todos que la velada se alargase cinco minutos más. LeBron acertó el primero, colocó el 132-130, pero falló el segundo y ya el tercero lo erró adrede, en la búsqueda de un rebote que llegó a tocar y palmear Larry Nance Jr. No entró.

Philadelphia es tercero del Este con 49-30 y le queda por delante un calendario cómodo, con Dallas, Hawks (en Atlanta) y Bucks como rivales. Cleveland (49-31) solo dispone de dos partidos más, ambos contra los Knicks, uno en casa y otro en el Madison. Los Cavs poseerán el desempate a su favor en caso de que ganen al menos un partido de los dos que les quedan y ambos conjuntos acaben con el mismo balance debido al liderato en la División Central. Pero si no hay sorpresas, presumiblemente los 76ers serán terceros del Este. Pero lo más importante es que a este nivel ambas escuadras se vuelvan a ver las caras en los inminentes playoffs. Ojalá.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.