Los Blazers remontan 24 puntos pero acaban cayendo ante Boston


Los Boston Celtics se llevaron uno de los partidos más trepidantes de estos primeros días en la burbuja. El cuadro de Stevens se impuso por 128-124 a unos combativos Blazers, que obraron una heroica remontada pero que acabaron tropezando en los compases finales del encuentro. Como ante Memphis, los de Oregón dejaron muy buenas sensaciones, aunque esta vez no pudieron sumar un nuevo triunfo y perdieron la novena plaza del Oeste en favor de los Spurs.

La redención de Tatum

Uno de los nombres propios de la pasada noche del sábado fue el de Jayson Tatum, aunque no precisamente por buenas razones. El alero firmó un 2/18 en la derrota de los suyos ante Milwaukee, espina que no tardó en quitarse anoche con una sensacional primera parte. Con 21 puntos anotados en esta, 15 de ellos en el segundo cuarto, llevó en volandas a los verdes, que vivieron en este tramo sus mejores momentos en el encuentro. Boston llegó a colocarse con hasta 24 tantos de ventaja antes del descanso, y la sensación de superioridad era total en muchos aspectos.

Tatum acabó el choque con 34 tantos en su casillero, varios de ellos logrados en unos últimos minutos que acabaron siendo mucho más determinantes de lo que cabía esperar. Y es que tras el descanso los Blazers fueron otros, y de la mano de Damian Lillard y Jusuf Nurkic, autores de 30 puntos cada uno, fueron recortando distancias hasta llegar a ponerse por delante mediado el último periodo. El base repartió además 16 asistencias, y fue protagonista de una racha de triples que terminó de reenganchar a los suyos a un partido que tenían imposible.

Colaboraron también C.J. McCollum, que se fue hasta los 17 tantos, y sobre todo Gary Trent Jr., que terminó con 21. Todos ellos llegaron desde el triple, desde donde firmó un sensacional 7/11 que mantuvo con vida a los Blazers y que les permitió mirar de tú a tú a uno de los grandes candidatos del Este.

Hayward y Brown al rescate

No obstante, cuando los Celtics parecían hundirse, sacaron fuerzas de flaqueza. Tatum volvió a aparecer, y, lejos de hacerlo solo, encontró en la inteligencia de Gordon Hayward y el acierto de Jaylen Brown a dos aliados fundamentales para que los de Massachusetts acabaran firmando una nueva victoria. Estos últimos se fueron hasta los 22 y los 30 puntos respectivamente, sumando así 86 tantos entre los tres.

Fue también determinante la defensa de Marcus Smart, que frenó a Lillard en el clutch y se alzó como otra de las figuras del choque. Fue especialmente determinante su agresividad en las últimas posesiones, en las que impidió lanzar a Dame y llegó incluso a obligarle a soltar el balón a toda costa. Esto ocurrió con alrededor de 5 segundos por jugarse y con un 125-122 en el marcador, momento en que, dada la imposibilidad de ejecutar cualquier otra acción, el base asistió a Nurkic bajo el aro pese a que Portland necesitaba anotar de tres para empatar.

Por su parte, Kemba Walker volvió a estar bajo restricción médica y solo pudo estar 22 minutos en cancha. Sin embargo, esto fue tiempo suficiente para anotar 14 puntos en una noche casi perfecta desde el lanzamiento (5/6 en tiros de campo y 2/2 en tiros libres).

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.