Los Clippers acaban con Dallas y esperan rival en la siguiente ronda


Los Angeles Clippers ya están en Semifinales de Conferencia. El conjunto de Doc Rivers no dejó que su serie ante los Mavericks se fuera a siete partidos y cerró su pase a la siguiente ronda derrotando a los texanos en el sexto por 97-111. De esta forma, los californianos aguardan ya a su rival, que deberá salir del Game 7 entre Denver y Utah después de que los Nuggets volviesen a evitar la eliminación.

Fue una noche relativamente cómoda para los Clippers, que volvieron a demostrar que, al 100%, son un equipo realmente difícil de batir. Su enorme cantidad de recursos ofensivos hacía imposible para Dallas llegar a defender todas las amenazas potenciales, y siempre parecía haber al menos un jugador angelino pasando por una buena racha de acierto: hubo momentos para Paul George, autor de 15 puntos, otros para Ivica Zubac, quien también sumó 15, una irrupción de Reggie Jackson (14) en el último cuarto… Sin embargo, lejos de los aciertos puntuales de sus compañeros, había un martillo pilón dispuesto a llevar a los suyos en volandas.

El destructor impasible

Ese era Kawhi Leonard, quien no ha necesitado más que una eliminatoria de playoffs para demostrar que, incluso en un equipo plagado de estrellas, incluso si él no lo desea, todo acaba girando a su alrededor. Kawhi lideró a los suyos cuando abrieron una brecha de 23 puntos (54-77) entre el segundo y el tercer cuarto. Kawhi mantuvo a los Clippers por delante cuando los Mavericks amenazaron con remontar en un intento de déjà vu del Game 4. Kawhi cerró el choque en cuanto Dallas soltó brevemente el pie del acelerador. Todo ello sin alardes, sin una búsqueda de la estética por la estética y sin celebraciones grandilocuentes. Al contrario: transmitiendo una sensación de rutina, de estar haciendo algo mecánico que podría hacer cualquiera.

Leonard terminó el encuentro con 33 puntos, 14 rebotes, 7 asistencias y 5 robos, demostrando un enorme dominio en cada faceta del juego y siendo determinante en todas ellas. Ahora mismo, da la sensación de ser ese jugador tocado por una varita que lleva consigo el éxito allá a donde vaya. Por ahora, ya ha conseguido que los Clippers superen la primera ronda de playoffs por primera vez desde 2015. Veremos qué es lo siguiente.

El orgullo de Doncic

Si Kawhi ha llevado a los angelinos en volandas, algo parecido puede decirse del papel de Luka Doncic en los Mavericks. Es sin duda bastante responsable de que la serie se haya ido a 6 partidos, y anoche se encargó de comandar el intento de remontada de los suyos en el último cuarto que, aunque estéril, demostró un orgullo y un deseo de competir hasta el último minuto digno de elogio. El esloveno terminó con 38 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias, números más que brillantes que pusieron el cierre a un debut en playoffs sobresaliente en los individual y prometedor en general.

Con todo, Doncic volvió a tener problemas para centrarse, pues la agresividad defensiva de los Clippers y el continuo contacto volvieron a sacarle puntualmente del choque y a hacerle mirar más a los árbitros que al balón. Esta agresividad fue llevada al máximo en el peor de los sentidos por Marcus Morris, quien fue expulsado por golpear a Luka en un intento de penetración y fue sancionado con una falta flagrante de tipo 2. El base, que no olvidaba la polémica tras el pisotón en el Game 5, estuvo cerca de estallar, y tuvo que ser sostenido por Boban Marjanovic para no encararse y acabar recibiendo una sanción.

Sin embargo, a nivel baloncestístico sus compañeros no le ayudaron tanto. Dorian Finney-Smith, con 16 puntos, fue su mejor aliado, pero el resto, salvo por algunos buenos momentos de Maxi Kleber y el propio Marjanovic, tuvieron una noche bastante gris. En este sentido, llamó la atención la escasa efectividad de hombres como Hardaway, que firmó un 2/11 en triples, o Trey Burke, que se quedó en un 2/10 en el tiro. Ante este desacierto generalizado, los Mavs acabaron sucumbiendo, aunque las sensaciones generales en la serie hacen que este final prometa no ser más que el comienzo de algo verdaderamente ilusionante.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.