Los Clippers destrozan a los Bulls

121 – 82

“Por supuesto nos sentimos mal por Derrick… Una vez dicho eso, no nos podemos sentir mal por nosotros. Somos los Chicago Bulls. Tenemos una meta y es ganar. Creo que tenemos lo suficiente en el vestuario”.

Las palabras de antes de salir a jugar a la pista del Staples Center daban cierta esperanza en el desempeño de los Bulls de cara al futuro, pero la realidad es que el partido de ayer se pudo ver a un equipo desmoralizado y sin capacidad de respuesta.

Los Clippers aprovecharon el momento y masacraron a su rival, logrando la victoria más amplia de la historia de la franquicia, un triunfo nada menos que por 39 puntos.

“Nos echamos encima de ellos rápidamente y tuvo un efecto mental”, explicó . “Nosotros no hemos perdido a … Salimos y jugamos increíblemente bien, y creo que la parte mental (sobre lo que les ha pasado con Rose) tiene que ser difícil. Pocos equipos hubieran podido pelear con ello”.

A los habituales grandes números de (16 puntos y 17 asistencias) y (15 puntos y 12 rebotes), ésta vez se unieron y con una gran noche en ataque. Entre ambos lograron 40 puntos con 16 de 21 en tiros de campo.

Dudley con 21 puntos tuvo su mejor partido de la temporada y Redick llegó hasta los 19 tantos.

Por los Bulls fue el máximo anotador con 22 puntos, seguido de y con 14 puntos cada uno.

“Lo hemos hecho antes”, dijo Thibodeau en referencia al futuro inmediato de su equipo sin Rose. “Es el tercer año así, tenemos experiencia en ello. Eso es lo primero, la determinación, la lucha y el deseo. El núcleo del equipo es el mismo que tuvimos el año pasado”.

Notas: Chicago se quedó en 9 puntos en el último cuarto… Los 39 puntos de diferencia suponen la mayor derrota de cualquier equipo esta temporada en la NBA… Antawn Jamison debutó anoche con los Clippers logrando 11 puntos en 17 minutos.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.